Historias del VW Beetle

De entre todas las marcas de coches, Volkswagen es sin duda la más pop de todas. No sólo por el significado de su nombre, que ya apunta en esa dirección («coche del pueblo» o «coche popular» traducido literalmente del alemán), sino también por haber tenido la suerte o el mérito de facturar dos modelos que han sido auténticos íconos pop a lo largo del siglo XX.

Categoría de icono tiene la mítica VW Kombi (oficialmente Type 2), la furgoneta más famosa de todos los tiempos, imagen inseparable del movimiento hippie y flower power, y probablemente el primer vehículo tuneado de la historia.

Y antes que la Kombi, su predecesor el Type 1, al que todos conocemos hoy como VW Beetle o Escarabajo. El primer «coche popular» fue ideado en respuesta al sueño de la Alemania de entreguerras: que cada familia, por modesta que fuera, pudiera tener su propio automóvil. El diseño corrió a cargo de Ferdinand Porsche, quien poco después establecería su propia marca de automóviles de lujo. Así que, de algún modo, el Escarabajo es también un predecesor de los Porsches, y es que si nos fijamos bien hay cierto parecido en las partes frontales.

El nombre de Beetle no se usó desde un principio, sino que fue utilizado por primera vez en un anuncio americano en 1968. ¿Tendría algo que ver con esta ocurrencia la masiva popularidad por aquella época de los Beatles? El caso es que el nombre caló, al igual que este coche legendario que se mantuvo en producción a lo largo de más de 60 años. En total, más de 21 millones de unidades producidas y vendidas en tdoo el mundo.

El último Escarabajo de la vieja escuela salió de una fábrica de Puebla (México) en junio de 2003, pero la saga sigue viva, gracias a la introducción en 1998 del VW New Beetle, diseñado sobre la plataforma del VW Golf, que en realidad fue el primer heredero legítimo del Escarabajo.

Pues bien, una vez puestos en antecedentes, os cuento que tenéis la posibilidad de ganar un curso de dirección de cortometarjes en una de las mejores escuelas audiovisuales del mundo, de la mano de Volkswagen. Todo lo que tenéis que hacer es llevar a imágenes una historia inspirada en el VW Beetle.

A lo largo de los últimos meses, la gente de VW ha ido seleccionando las mejores historias enviadas por beetle-adictos de todo el mundo en esta página: http://www.beetlestories.com

Todo lo que tenéis que hacer es basaros en una de las 50 mejores historias para crear vuestro vídeo y ponerle imágenes a esa experiencia vivida en un Beetle. El creador del vídeo premiado, que se dará a conocer ese 21 de julio, podrá disfrutar de una beca para realizar un curso en la escuela de diseño y audiovisuales que prefiera, como por ejemplo la prestigiosa Central Saint Martin’s de Londres.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]