Crónica: Turboweekend y Kúra en Días Nórdicos @ Matadero Madrid

Nos pone muy contentos estrenar la labor de dos simpatiquísimas colaboradoras, H. y R de Rebe, que seguro van a darle un toque femenino muy necesario a Bandalismo, y cuya primera misión ha sido contarnos su experiencia en el primer concierto de Días Nórdicos 2012. Aquí va su crónica «a 4 manos» de Turboweekend y Kúra. La foto es de R de Rebe.

R de Rebe

Mira que me habían avisado. Me planté en el Matadero con sólo 20 minutos de antelación, y aun y así me encontré una cola de unas 60 personas intentando acceder a la Nave de la Música. La fila avanzaba muy lentamente, y los primeros acordes de Kúra me pillaron todavía fuera del recinto.

Abrieron con ‘Anchor’, su primer sencillo de 2012, y debo decir que los daneses/islandeses sonaban muy bien, tanto por sus propios méritos como por la excelente acústica del lugar. Destaca la voz de Fanney Ósk Þórisdóttir, muy dulce y llena de nostalgia. A mitad de repertorio, rompieron con los sonidos electrónicos de su canción más conocida, ‘Gógó’, animando mucho al personal.

Tras media hora de parón, vuelven a vibrar los altavoces, ahora con el sonido indie pop de Turboweekend, a los que la gente recibe con los brazos abiertos. Destaco de ellos la simpatía, su «no parar» en el escenario, la buena voz del cantante y una excelente coordinación por parte de todo el grupo.

Fue muy graciosa la presentación de los componentes, dado su acento «a la española». La gran esperada de su repertorio era para mí ‘On my side’; también debía de serlo para el resto del público, ya que la gente no paró de corearla y bailarla.

H.

Después de descifrar el enigma del vikingo, encontrar el final de la cola de la barra, domesticar un reno que quería saltarse la cola y canjear una pluma de cigüeña polar por un ticket de bebida, por fin nos hicimos con una cerveza. A todo esto, Kúra llevaba ya medio concierto. Pero poco importaba, la cola de la bebida serpenteaba por toda la Nave de la Música y los sedientos esperábamos y escuchábamos a la vez.

Las 3 últimas canciones de Kúra, mucho más animadas que las anteriores, terminaron de despertar al público que estaba un poco asobinado al calor de lo que parecía una sauna finlandesa, y es que el Matadero estaba a reventar.

Con la sala calentita (literalmente), a Turboweekend no les costó arrancar. Con ‘Neverending’, ya tenían a todo el público bailoteando. No podía ser de otra forma, tremendo temazo y tremendo performance de Silas Bjerregaard (vocalista) que además, chapurreó algo de español entre tema y tema, y presentó al resto del grupo. Remataron con el pegadizo ‘On My Side’ y Morten Køie (bajista) lo dio todo, y qué bien dado, les quedó muy rico. Un bis de 2 canciones y el público encantado.

Creo que los miembros de Turboweekend eran conscientes del aforo completo y de la gente que se había quedado fuera, ya que tocaban para que se les oyese lejos.

¡Un OLÉ por Días Nórdicos y sus joyas nórdicas! Y encima gratis. Y otro olé por Wikipedia que ha puesto los nombres de los músicos en la página de Turboweekend (espero que correctamente).

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]