Las 20 peores bandas ‘hipster’ (I)

Es bien conocida la tendencia de críticos y aquellos que se creen aficionados serios a denostar a las bandas indies por no saber tocar o hacerlo mal. Puesto que el hipster style es una especie de indie elevado al cuadrado, no puede sorprendernos que ahora se haga lo mismo con los actuales ídolos del hipsterismo.

La revista californiana LA Weekly ha llevado esto al extremo y ha recopilado una lista con las 20 peores bandas de la escena hipster. No os hagáis la pregunta de si se trata de bandas que gustan a los hispters, o de bandas formadas por hipsters, porque ambas circunstancias coinciden inevitablemente si se trata de una verdadera banda hipster.

Quede claro que no coincidimos con todos los seleccionados por el LA Weekly (con algunos sí). Lo que haremos es poner junto a cada banda un extracto del comentario crítico original en cursiva, y debajo nuestra opinión al respecto.

20. The Black Keys

El duo batería+guitarra ya sonó algo mal cuando The White Stripes lo intentaron. La diferencia está en que Jack White sabía tocar, y Dan Auerbach parece más interesado en recortarse la barba y lucir un pelo estudiadamente desordenado. Son la vanguardia del blues rock pijo y falto de autenticidad.

Pecado. Mal empieza la lista. El pelo y la barba nada tienen que ver con tocar la guitarra, y si no son auténticos por no haber nacido en el patio trasero de un honky tonk, tanto da, porque suenan cojonudamente. Y ahora que empiezan a llenar estadios, los hipsters ya empiezan a darles la espalda.

19. TV On The Radio

Han logrado una estética original, pero tan horrible que a nadie se le había ocurrido. Su sonido, pretendidamente indie soul, incluye beats rígidos y falsetos fuera de escala. Como productor, Dave Sitek incluso ha conseguido hacer que Scarlett Johansson suene fea.

Visten fatal, de acuerdo, pero tienen sus momentos. También les sacaría de la lista.

18. Sleigh Bells

En 2010 todos perdimos la cabeza con ellos – parecía el sonido más original del mundo. Luego, llegó su segundo disco y nos dimos cuenta de que, en realidad, sonaba como una mierda.

Me duele porque tenía muchas esperanzas en ellos, pero tengo que estar de acuerdo – el ruido les ha matado. No se trata de tocar bien o mal, la clave es una buena producción, y Sleigh Bells ahora mismo no la tiene.

17. fun.

Tener un punto en su nombre basta para clasificarles como hipsters. Meros imitadores de Arcade Fire y Edward Sharpe, su música suena más cliché que decir ‘carpe diem’.

Su «himno» ‘We Are Young’ me hizo gracia en una primera escucha, pero ahora me causa algo cercano a la molestia. Su continuación ‘Some Nights’ me molesta francamente. Quizá merezcan estar más altos en la lista.

16. MGMT

Tomar el indie-dance psicodélico y de sintetizadoes y convertirlo en pop parecía una idea tan buena que decidieron hacerla suya. ‘Time To Pretend’ fue el no va más de esta fórmula en 2008, pero su éxito no tuvo continuación.

De nuevo, coincido en que apuntaban tan alto que la decepción de su segundo disco escoció especialmente. No he perdido del todo mi esperanza en ellos, pero mientras no demuestren lo contrario se merecen algún palo.

15. Death Cab For Cutie

Son los abuelos de las bandas hipster cutres. El cantante tiene voz nasal, los títulos de sus canciones son edulcorados hasta la náusea y su música es easy listening. Son como Weezer sin sus power chords y su sentido del humor.

Aquí estoy indeciso. Han tenido algún momento de inspiración, pero reconozco que se pasan de sensibles. Mucho mejor si Ben Gibbard se hubiera centrado en The Postal Service. ¿Les salvo, no les salvo? Venga, no.

14. Wavves

Suenan como una banda de instituto influida únicamente por rockeros irónicos. Han llevado el punk lo-fi con voces monótonas a extremos con los que los millones de imitadores de los Strokes no podían ni soñar.

Correcto. Todas sus canciones suenan igual. Típica banda que se nos vende desde Pitchfork sin que sepamos muy bien por qué. Hay varias bandas mejores sólo en Alameda de Osuna. Sus compañeros de escena, Best Coast, por lo menos han mostrado algo más de registro y recorrido.

13. The Decemberists

Tienen 3 tipos de fans: 1) los que creen que Colin Meloy es un tipo culto, 2) los que creen que escucharles les hace ser tipos cultos, y 3) cuarentones fans del folk rock aficionados a la radio pública. Colin Meloy se los merece a todos.

No estamos muy de acuerdo. No he estudiado con tanto cuidado como LA Weekly a los fans de The Decemberists, pero respeto su trabajo. The King Is Dead me parece un gran disco. ¿Hipsterismo? Puede que haya algo, pero comparar a esta banda con la que aparece justo arriba es poco menos que un insulto.

12. Pomplamoose

Los anuncios de Pomplamoose para Hyunday en las navidadades de 2010 provocaron el odio del público hacia Pomplamoose, Hyunday y las navidades.

Pues a estos he tenido que buscarles en Google. Son un fenómeno de You Tube de esos que versionan a su modo a Lady Gaga, Beyoncé, el tema de Angry Birds y lo que sea. No me gustan. No los odio todavía, pero quizá sí en unos días. La chica siempre pone caritas. En cualquier caso, me alegro de haber sido ajeno a este hype hasta la fecha.

11. Edward Sharpe & The Magnetic Zeros

Esta banda de niños grandes no son sólo hipsters, son hippie-sters, que es como una ración doble. Sus túnicas a lo Jesucristo y sus voces aniñadas distraen de su legitimo talento musical.

De acuerdo, y sobre todo en que tienen talento. Serán todo lo hipsters y hippie que quieran pero hacen buena música, y eso para mí les perdona todo. Ni siquiera creo que el público hipster les haya encumbrado lo que merecen. Mejores y más variados que niñas bonitas de la blogosfera como Beirut, por ejemplo.

Hasta aquí la primera parte de la lista. Aquí la segunda: Las 20 peores bandas hipster (II). ¿Quién será el número uno, el Godfather de los hipsters para LA Weekly?

Puntuación de los lectores
[Total:1    Promedio:2/5]

About Juan González Villa

Antes Señor Lobo. "No empecemos a chuparnos las..." Creador y editor de este cotarro. A mí las quejas.

View all posts by Juan González Villa →