Crónica: Dreambeach Villaricos 2013

Más por la añoranza de tiempos pasados que por la ilusión que nos provocaba el cartel, nos plantamos el pasado 9 de agosto en la localidad almeriense de Villaricos, donde iba a celebrarse durante el fin de semana el Dreambeach. Un festival dedicado en cuerpo y alma a la música electrónica, y cuya llamada fue escuchada por 60.000 dreamers (parece ser que cada festival tiene que tener su propio gentilicio, moda que instauró la vieja gloria en la que se ha convertido el FIB), que pasaron por las instalaciones situadas al lado del Playazo de Villaricos.

Un publico de lo más heterogéneo, desde el mas hippy llegado con su caravana y sus perros, pasando por musculosos y siliconadas recién salidas de un casting de Telecinco, hasta el mas cani, que bien podría haber salido de un especial de Callejeros, daba la mezcla habitual en los festivales de esta índole y por estos lares. Quizá esto sea parte de su encanto. Pero todos venían con un factor común: disfrutar de la multitud de horas de música que les esperaba por delante.

Además de lo ya conocido, la organización preparó multitud de actividades paralelas para entretenimiento de los festivaleros, como kayak, vóley, vuelos a paramotor, clases de capoeira, junto con una noria dentro del recinto que te daba una perspectiva impresionante del festival y sus alrededores, aunque a algunos no les hizo falta la noria para que todo le diera vueltas…

Lo jornada del viernes empezó para nosotros con los italianos Cyberpunkers, que con una buena sesión nos hicieron empezar a entonarnos, temas clásicos como ‘Need To Go’ o ‘OMG’, más actuales como ‘Origin’, y para finalizar algo con lo que sabían que no iban a fallar, ‘Fuck The System’.

dreambeach 2013 the prodigy 1

Lo siguiente que nos deparaba la que empezaba a ser una calurosa noche, eran los británicos The Prodigy, unos antiguos conocidos, de esos con los que solías salir hace unos años, pero perdiste el contacto, y de repente vuelven a aparecer una noche de fiesta. Os contáis viejas batallitas de noches legendarias: ‘Out Of Space’, ‘Voodoo People’, ‘Smack My Bitch Up’, disfrutais como niños en una tienda de golosinas, pero luego… te das cuenta que ahora no os queda mucho que contaros, y que cada uno sigue su camino, aunque una mirada atrás de vez en cuando siempre es divertida.

dreambeach 2013 prodigy 3

El alemán Timo Maas no hizo honor a su nombre (lo siento por el chiste malo, en el festival todo era mucho más gracioso), y nos ofreció un set que deambulo entre el deep-house y el mininal mas sonoro. Después de un merecido descanso, más sabiendo lo que nos esperaba, marchamos hacia el escenario San Miguel Open Air donde ya nos esperaba DJ Murphy acompañado esta vez de A.Professor, el techno empezó a brotar sin contemplaciones, aunque con menos florituras en el scratch de las que nos tenía acostumbrados anteriormente el DJ Carioca.

Por último nos reservamos algo de fuerzas para ver a la salmantina de ascendencia árabe, según dicen sus biografías, Fátima Hajji, que volvió loco al personal que allí quedaba con tu hard-techno, facilón y simple en mi entender en algunos momentos, así que dado que la luz empezaba a mostrar todo lo que había alrededor lo mejor era una retirada a tiempo.

Para la segunda jornada nos encontrábamos para empezar con el espectáculo del francés Vitalic, “VTLZR”, el mismo que ya disfrutamos con anterioridad en el SOS 4.8, a pesar de ser bastante similar, el gran montaje visual unido a los exquisitos temas que lo acompañan hicieron que cogiéramos carrerilla para una piernas que empezaban ya cansadas desde la línea de salida.

dreambeach 2013 Vitalic

Para continuar le dimos una oportunidad a Laidback Luke, un referente del EDM, tan presente tanto en este festival como en otros de la geografía española, y la verdad es que sigue siendo una música que no me dice nada. Sin llegar a los extremos de los más puristas de la escena electrónica, que profetizan un final cercano para este estilo debido a su falta de consistencia musical, yo sólo digo que simplemente no me llega, supongo no estoy en la época que corresponde.

Con el británico Steve Lawler nos dimos un baño de house, divertido y bailable, que nos dio pie al esparcimiento e interactuar con muchos de los presentes, siendo una de las partes mas divertidas del fin de semana. El broche final decidimos ponerlo con Christian Wünsch, uno de los DJs referencia del techno patrio, aunque nacido en el principado de Mónaco. Fue fiel a su estilo con oscuridad y destreza a la mesa, haciendo que nos vaciáramos y saliéramos del recinto antes de que el sol volviera a alzarse sobre nosotros.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]