[Crónica] El Columpio Asesino @ Joy Eslava, Madrid, 18.01.2013

El Columpio Asesino es, a estas alturas, un icono del pop patrio, y yo eso lo tenía claro, pero señores, también les tenía manía. Lo reconozco, queda dicho y me explico. Corría el año 2011, actuaban en el Sonorama y ya se imaginan: camping, botellón, arena, polvo… en fin, éramos jóvenes. Las circunstancias hicieron que sólo pudiera ver su directo de reojo y que aún le guarde rencor al colega que nos tuvo buscándole toda la noche; y sí, aquí sí hubo reproches. No es fácil encontrar a un moderno borracho con camisa de cuadros en un festival…

Después de aquello cada vez que escuchaba ‘Toro’, lo tarareaba y se me iban los pies, pero sin querer y con rencor. El concierto del pasado viernes 18 de enero, de la mano del ciclo Pop & Dance, sirvió para reconciliarme con este grupo. Se lo cuento ahora, que ya se me ha pasado la resaca.

La pista y las balconadas de la Joy Eslava rebosaban de jóvenes y de no tan jóvenes. Los de Navarra no se hicieron esperar demasiado y comenzaron con ‘Ye Ye Yee’ que sonó con mucha fuerza pero un poco desordenado. Cristina Martínez (voces y guitarra) que aún estaba organizando cables en el lado derecho del escenario, aprovechó para agacharse y mostrar un precioso trasero en pompa que terminó de caldear el ambiente. Álbaro Arizaleta (batería y voces), al otro lado del escenario y muy cerca del público, con gafas de sol y cascos, lucía imponente.

Sin tener un frontman evidente, es Cristina la que más se comunica e interactúa con el público. Más allá de su capacidad musical, tiene un magnetismo increíble y eso se nota, sobre todo cuando consigue que el público baile al ritmo de sus contoneos de cadera.

En la tercera canción habían conseguido, por fin, su sonido atronador. Con los primeros acordes de ‘On the Floor’ Cristina dijo (cito textualmente) “Sois el mejor público, en toda la puta vida”. Era su concierto número 100, querían celebrarlo y el público de la Joy Eslava se lo puso fácil.

‘Dime que nunca lo has pensado’ podía haberla cantado el público solito, sobre todo la chica que tenía al lado que se la sabía muy bien y quiso que yo me enterase de todas las sílabas. Menos mal que el sonido de la sala era bastante bueno (y el de la chica bastante malo). ‘Un arpón de grillos’ y ‘La marca en nuestra frente es la de Caín’ sonaron espectaculares, de lo mejor del concierto, la primera muy electro y potente y la segunda muy cañera y desgarrada.

‘MGMT’ abrió unos minutos de sosiego. Acompañada de un cielo de diamantes azules sonó lenta pero contundente. Estuvo muy bien este descanso para los trallazos que aún estaban por llegar.

Recuperamos el ritmo con ‘Diamantes’ y ‘Perlas’ con Álbaro, ya sin gafas y totalmente entregado. Remataron como no, con ‘Toro’ y con la pista completamente enloquecida, no se me ocurre una estampa mejor para culminar un concierto.

Crónica El Columpio Asesino Joy Eslava Madrid

Unos minutos después arrancaba el bis con estas «durísimas» declaraciones de Cristina: “¡Ahora si que estáis bien calientes, eh, cabrones! ¡Pues os vamos a dar mas!”. Y así fue, con un sonido más sucio, garajero y auténtico sonaron ‘Floto’, ‘Lucas 44-48’ y ‘Edad Legal’, tres píldoras explosivas.

Termino la crónica con un consejillo para el motivado que me tiró la cerveza y que aún debe estar bailando a ritmo de ‘Toro’: relaja un poco que no llegas al próximo concierto de El Columpio Asesino y sería una pena no volver a verte, angelito.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About H.

Crónicas desde la bajura @HyPunto en twitter.

View all posts by H. →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.