[Crónica] The Mountain Goats (Conde Duque, 18 de octubre)

En cuanto leímos que la versión promotora del Primavera Sound organizaba un concierto de The Mountain Goats en el auditorio del centro Conde Duque de Madrid supimos que era una apuesta que no podíamos perder. Una genial iniciativa, como todas las de Primavera Sound, y esta vez nos pillaba cerca.

La jornada comenzó con los teloneros Alessi’s Ark, un dúo británico que dio una muestra de naturalidad y humildad en el escenario. Es una delicia escuchar a Alessi Laurent-Marke, con sus tímidos comentarios entre canción y canción y su voz tan versátil. Nos dejaron una buena muestra de su último trabajo The Still Life y Alessi nos enseñó los mil matices que tiene su voz en temas como ‘The Rain’ y ‘Those Waves’. Unos teloneros de excepción, que nos dejaron a tono para lo que estaba por venir.

alessis ark conde duque

En la media hora que había entre un directo y otro, aprovechamos para visitar la improvisada barra que se había montado en una de las naves del Conde Duque y encontrarnos a John Darnielle (voz, guitarra y piano de The Mountain Goats), que entraba despistado al auditorio.

En cada crónica, crítica o reportaje que he leído de The Mountain Goats, se destaca muchísimo la figura de John, que sin duda es el más carismático del grupo (o de la pareja, mejor dicho). A mí me gustaría dedicarle unas líneas a Peter Hughes (bajista y segunda voz), ese músico silencioso que, casi en la sombra, aporta al sonido de The Mountain Goats una genial consistencia. Peter salió al escenario en impecable traje y corbata y a lo largo de todo el concierto demostró un tremendo dominio del bajo, acompañando primero a la guitarra y después al piano, en perfecta armonía. Peter hace que parezca sencillo tocar el bajo mientras pasea por el escenario y sonríe tímidamente al público.

El concierto se dividió en tres partes, un primer bloque con John a la guitarra, un segundo bloque más sosegado con algunos temas al piano y un tercer bloque, de nuevo con guitarra. John se presentó, agradeció la presencia del público y modestamente, se disculpó por su español (supuestamente en baja forma pero sorprendentemente correcto). Y así, sin demasiadas parafernalias comenzó un directo que pasaría de la hora y media.

the mountain goats conde duque 1

Hubo quién, con sólo escuchar ‘Linda Blair Was Born Innocent’ y ‘Love Love Love’ en el primer bloque, ya se sintió recompensado. La verdad es que el sonido del auditorio hace que estos temas crezcan y a pesar del tono desenfadado e informal que les da John, suenen con muchísima solemnidad.

Fue con ‘No Children’, casi al final del tercer bloque, cuando John hizo honor a su fama de showman y desplegó su verborrea. Nos explicó cómo se le había ocurrido la letra del tema, y bueno, ahora entendemos un poco mejor el componente cínico de estrofas tan geniales como ésta:
 

“I hope I lie,

And tell everyone you were a good wife

And I hope you die

I hope we both die

Dos bises tuvieron que hacer los de California para contentar a un público que no dejaba de aplaudir y silbar. En el primero, John preguntó qué tema queríamos oír y ante la petición de un espontáneo que gritó ‘Quito’, John exclamó “Es la primera vez que oigo a alguien pronunciar correctamente el nombre de la canción, ahí va.”

Como no podía ser de otra forma, la genial ‘Dance Music’ fue uno de los grandes momentos de la noche que el público acompañó con palmas. Para terminar de ablandarnos, John cantó la emotiva ‘Ezekiel 7’ al piano. Espectacular.

Son directos tan geniales como estos, los que hacen que merezca la pena gastar (invertir) en música. Ojalá crezcan las iniciativas como la de Primavera Sound y sigan trayendo grupos que de otra forma seguramente no pasarían por España. Y ojalá siga habiendo salas, auditorios, teatros y locales en los que se pueda escuchar un concierto como lo escuchamos el viernes, un auténtico lujo. Queremos más.

la foto 4

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About H.

Crónicas desde la bajura @HyPunto en twitter.

View all posts by H. →