15 “desaparecidos” del rock de los 90

Ugly Kid Joe grupos rock 90s

Aparecieron por sorpresa, colocaron uno o dos exitazos y acabaron apagándose, dando paso a la siguiente sensación del momento. La historia se repitió muchas veces durante los 90, la década en la que el rock alternativo conquistó las ondas y las listas de éxitos.

En perspectiva, el rock de los 90 fue un continuo ir y venir de modas pasajeras. La mejor forma de explicarlo no es hablando de las grandes bandas que hoy todo el mundo respeta y conoce, sino de los grupos que fueron reyes por un día y luego cayeron en el olvido.

De Extreme a Cornershop, pasando por 4 Non Blondes y aquel dichoso anuncio de Levi’s, ¿cuántas de estas canciones recuerdas?

Extreme – More Than Words (1991)

Su disco Pornograffiti vendió millones de copias, y en algún momento de 1991 fueron la banda favorita de medio mundo (durante quince minutos más o menos). Por todo ello merecen presidir, y con letras enormes, esta lista.

‘More Than Words’ sonó tantas veces durante los 90, que hasta sus más fervientes admiradores acabaron empalagados. Pero me han dado escalofríos al comprobar que su vídeo en YouTube tiene 38 millones de reproducciones. ¡El virus sigue vivo!

La triste paradoja de Extreme es que el planeta entero los descubrió por una balada acústica y dulzona, cuando ellos pretendían hacer otra cosa (algo llamado funky metal). Y estuvieron cerca de conseguirlo.

En 1992, llegaron a actuar en el homenaje a Freddie Mercury en Wembley (ni siquiera allí pudieron librarse de tocar ‘More Than Words’). Pero el disco que siguió a Pornograffiti fue un serio fiasco de ventas. A la gente sólo le interesaba la dichosa balada.

Desmoralizados, disolvieron la banda pocos años después. El cantante Gary Cherone entró en los míticos Van Halen, y Nuno Bettencourt es actualmente el guitarrista oficial de (agárrate los machos) las giras de Rihanna. Nunca te acostarás sin saber algo nuevo: en los conciertos de Rihanna hay guitarras.

Ugly Kid Joe – Everything About You (1991)

En 1992, todo parecía de cara para estos nuevos Guns N Roses. Dieron en el blanco a la primera con ‘Everything About You’, que consiguió meterse en la banda sonora de El Mundo de Wayne.

Propulsado por este éxito, en 1992 publicaron America’s Least Wanted, un álbum decente y bien recibido, que es un manual del rock mainstream del momento. Pero el grunge les pasó por encima. Difícil de creer hoy en día: en 1993, competían con Pearl Jam como la banda revelación del hard rock. Ganó Pearl Jam, claro.

En 1995 quisieron repetir fortuna con un segundo disco, Menace To Sobriety. Ellos seguían haciendo lo mismo, pero el gusto del mundo había cambiado. Su discográfica, Mercury, se libró de ellos.

Mr. Big – To Be With You (1991)

Otro grupo que quería hacer rock, pero que sólo vendió baladas. Si fuera un poco mal pensado, diría que copiaron los coros y el estilo acústico de ‘More Than Words’. Pero en plan más épico.

Su vídeoclip es toda una declaración de mal gusto. Collares, chalequitos, largas melenas al viento… Todo lo que hay que odiar del rock comercial de los primeros 90 está aquí. Y sigo sin saber si cantaba un hombre o una mujer.

En 1992 llegaron a telonear a Aerosmith en Wembley durante 3 noches. Y luego todo el mundo se olvidó de ellos. Salvo en Japón, donde misteriosamente son considerados uno de los grandes nombres del rock americano de los 90. Están locos estos japoneses.

Soul Asylum – Runaway Train (1992)

Pocas bandas de esta lista pueden presumir de haber publicado hasta diez elepés. Pero vayamos por partes:

1. Sus cinco primeros discos no los escuchó nadie.

2. Sus tres últimos discos tampoco los escuchó ni dios.

Lo que nos deja dos álbumes, que curiosamente son un triple disco de platino y un platino a secas. Todo esto sostenido casi exclusivamente por una sola canción: ‘Runaway Train’. Otra balada pegadiza, pero tristona y con mensaje social en lugar de romanticismo, que se llevó un Grammy en 1992.

Soul Asylum llegaron a actuar en la inauguración del mandato de Bill Clinton en 1993. Esto hoy no se lo tragará nadie, pero en 1993 eran más populares que Nirvana.

Urge Overkill – Girl, You’ll Be A Woman Soon (1992)

Hablando de Nirvana. Urge Overkill fueron sus teloneros en la gira Nevermind, la que les dio a conocer en el mundo. Más conexiones: sus primeros EPs los produjo Steve Albini, el productor-estrella de In Utero, y acabaron firmando con Geffen Records, la discográfica a la que pertenecía Nirvana.

Hasta 1994, su tema más conocido era ‘Sister Havana‘, un éxito moderado, dentro de la nueva ola hard rock y grunge. Pero en aquel año, Tarantino decidió rescatar de uno de sus primeros EPs, anteriores a Geffen, su versión de un clásico de Neil Diamond, que usó en cierta escena de la banda sonora de Pulp Fiction. Menudo favorazo, oiga.

Urge Overkill empezaron a sonar en todo el mundo, pero a ellos les dio igual. Decidieron no cambiar su estilo y seguir a lo suyo, para desesperación de Geffen, que pocos cuartos sacó del fichaje de Urge Overkill. Mi respetos para ellos; eso es tener alma de rock and roll.

4 Non Blondes – What’s Up (1993)

Como su nombre indica, un grupo formado por cuatro chicas que no eran rubias, y tampoco serían tontas. Pero que, sobre todo, no eran un verdadero grupo. Antes de acabar la grabación de su primer álbum, ya se habían separado. La batería y la guitarrista fueron reemplazadas por hombres, con lo que la broma había perdido la gracia para cuando les llegó el éxito.

Que fue bastante arrollador y merecido, en virtud de su temazo ‘What’s Up?’. Primer caso de esta lista que, a pesar de su tempo lento, se sale del concepto tradicional de balada rock. Es un tema pausado, cuya melodía se mantiene igual y no cambia en el estribillo, pero tremendamente efectivo. La voz de Linda Perry hizo mucho, pero el tema era bueno desde un principio. Alanis Morrissette y alguna otra se pasaron años sacando provecho de esta fórmula.

Quienes ya no la repitieron fueron 4 Non Blondes. No hubo segundo disco. Linda Perry probó en solitario, pero no tuvo suerte. Al final, eso sí, ha resultado ser un hacha para la música comercial. Ha producido y escrito temas para gente como Christina Aguilera, Alicia Keys, Pink, Gwen Stefani y Courtney Love. Lo de ‘What’s Up?’ no fue casualidad, por tanto.

Stiltskin – Inside (1994) aka “la canción del anuncio de Levi’s”

Si no recordáis este anuncio de Levi’s, lo siento pero no vivisteis los 90.

Eso sí: al grupo, Stiltskin, no los recuerdan hoy ni en su pueblo, que está en Escocia. La música pega perfectamente con las imágenes con el anuncio por una razón muy sencilla: ‘Inside’ fue compuesta expresamente para la marca de ropa vaquera.

Decir que el tema tuvo éxito es poco. Llegó al número uno en las listas de Reino Unido. Lo cual, para una banda formada a toda prisa y que hasta el momento no había hecho otra cosa, no está mal. Tras esto, se vieron obligados a grabar un disco. Pero como ocurrió con Extreme, a la gente sólo le interesaba la canción del anuncio.

Aquí tenéis el verdadero vídeo de ‘Inside’, por si queréis verles los caretos a Stiltskin. También podéis buscar “one hit wonder” en una enciclopedia. Sale una foto suya.

Gun – Word Up (1994)

Si ya es bastante duro ser un one hit wonder, peor todavía es si encima ese hit era una versión. Es el caso de los también escoceses Gun, conocidos ante todo por su versión de ‘Word Up’, tema de Cameo, otros one hit wonders de los 80.

Antes de esto, Gun pasaban por la vida sin pena ni gloria. En 1990, los llamaron para telonear a los Rolling Stones en uno de sus tours americanos. Lo cual sólo demuestra que no había muchos grupos británicos que hicieran rock, en aquellos años dominados por el pop de Depeche Mode y Duran Duran. De su paso por Estados Unidos, Gun copiaron las maneras del punk rock californiano a lo Green Day y Offspring. Luego añadieron cierta sofisticación europea, y acertaron.

‘Word Up’ fue Top 8 en el Reino Unido. Convivió en las listas con ‘Whatever’, primeros grandes éxitos de Oasis. El amanecer de una nueva era de flequillos pop, en la que no había sitio para Gun.

Presidents Of The USA – Lump (1995)

Presidents of The USA estaban hartos de no levantar cabeza dentro del grunge, así que probaron suerte virando hacia el punk rock. En el momento justo. El grunge era demasiado oscuro y depresivo como para estar de moda más de tres años. El nuevo punk tenía letras y actitudes gamberras, y se bailaba haciendo pogos. Estaba destinado a triunfar.

Bad Religion, NOFX, Rancid… Había muchas bandas en este estilo 100% californiano, pero los primeros hits gordos fueron de Green Day con su ‘Basket Case’ y Offspring con ‘Come Out and Play’ (ambas de 1994). Entonces llegaron The Presidents desde Seattle y saltaron la banca con ‘Lump’. Imposible no mover la cabeza con este hitazo. Número uno en la lista de Rock Alternativo de Billboard.

Una vez certificado el éxito del revival punk, la gente empezó a llamarlo pop punk, y puede que en ‘Lump’ haya tanto de pop como de rock. También hay unos ecos descarados de ‘My Sharona’, del grupo new wave The Knack.

Los de Seattle sólo repitieron éxito con su versión de ‘Video Killed The Radio Star‘, que a pesar de su nula originalidad, era un pepino. Deberían haberla llamado ‘Punk Killed The Grunge Star’.

Edit: Juro que cuando escribí este artículo estaban “desaparecidos en combate”, pero unos meses después va el FIB y los llama para su edición 2014. Viva el revival noventero.

Big Soul – Hippy Hippy Shake (1995)

Big Soul tienen la historia más peculiar de todos los grupos de los 90. Pasaron la primera mitad de la década actuando en garitos de Los Angeles, sin destacar entre los cientos de bandas de la ciudad. Una noche en un concierto, un turista francés compra su disco y se lo lleva de vuelta a Francia. Allí, el disco pasa de mano en mano, hasta que un DJ parisino pincha ‘Hippy Hippy Shake’ en una macro-discoteca de la ciudad. A partir de ahí, la locura… Pero sólo en Francia.

La división francesa de Sony se lanzó a firmar al grupo que había fitrmado aquella canción infecciosa con toques funky. Big Soul hicieron las maletas y volaron a Paris, donde se habían convertido en el grupo del momento, por encima de Nirvana, Oasis o cualquier otro. Doble disco de platino en Francia. Ahora ya sabéis por qué Garnier, una marca de L’Oreal, se pasó años anunciando su producto para rizos con la canción de Big Soul.

En Francia sacaron un segundo disco que no llegó a triunfar como se esperaba. Pero allí todavía se les recuerda. En Estados Unidos, en cambio, todavía no saben quiénes son.

Marion – Sleep (1996)

¿No te suenan? Marion pudieron haber sido otra de las grandes bandas de Manchester, tras The Smiths y Joy Division / New Order, formaciones con las que por cierto tuvieron mucha relación. Con The Smiths no sólo compartieron manager y mentor. Tras el éxito de su primer disco (This World and Body, 1996), que les catapultó a la primera fila de la búrbuja brit-pop, el mismísimo Johnny Marr decidió unirse a las filas de Marion, trabajando codo a codo en la gestación de su segundo álbum, The Program.

¿Qué pasó, y por qué demonios hoy en día nadie habla de Marion? Su líder Jaime Harding no llevó bien el éxito y se zambulló hasta las orejas en las drogas. Su situación era tan grave que era totalmente imposible presentar el segundo disco en directo y la discográfica decidió no gastarse ni un duro en promoción. Ahí se quedó la carrera de Marion, pero al menos su guitarrista Phil Cunningham pudo salvar los muebles y pasó a formar parte de New Order, a los que dio un poco de vidilla.

Killer Barbies – Love Killer (1996)

Alguna banda española tenía que haber en la lista. Veterana de los 80 con Aerolíneas Federales, Silvia Superstar resurgió en 1994 cantando en inglés. Los vigueses Killer Barbies reciclaban en clave punk el glam más exagerado. Apadrinados por Jesús Franco (protagonizaron dos películas de serie Z para él), vivían felices dentro de la corriente underground y friki de los 90. Hasta que Pepsi se fijó en ellos.

Primero, la multinacional incluyó su pelotazo ‘Love Killer’, muy Transvision Vamp, en su anuncio de Radical Fruit. (Un bonus: todos los anuncios de Radical Fruit en los 90)

En 1998, el mismo tema entró en el recopilatorio GeneratioNext, editado también por Pepsi, compartiendo minutos de fama con una “generación” tan dispar como Dover, Australian Blonde, Undrop, Molotov, Los Fresones Rebeldes, Cornershop (ver más abajo), Marilyn Manson, Sonic Youth y The Prodigy.

En España, la moda por lo indie dictada por Pepsi duró un verano. Pocos sobrevivieron, pero con Silvia Superstar y sus Killer Barbies sucedió algo extraño. Sus canciones habían llegado a Alemania. Firmaron con un sello de allí, y se mantuvieron en buena forma durante varios años, viviendo de las reediciones alemanas de sus éxitos previos y alguna versión de Iggy Pop.

Kula Shaker – Hush (1996)

Quizá sea injusto traerles aquí por su versión del clásico ‘Hush’, cuando tuvieron varios éxitos de propia cosecha (el más notable ‘Hey Dude‘). Pero este temazo rock que ya había versionado Deep Purple en 1968 sigue siendo su mejor carta de presentación – y quizá su única canción libre de psicodelia.

Porque Kula Shaker fueron la rama psicodélica-oriental del brit pop, que no podía faltar en un movimiento que resucitaba los 60. Mientras el revival psicodélico de hoy en día, con Tame Impala a la cabeza, se centra en la música, el grupo de Crispian Mills se centró en la parte más coñazo del rollo psicodélico: la espiritualidad y las influencias hindúes. Como si en su cabeza, no pudiera salir del verano que pasaron los Beatles de retiro con el Yogi Maharishi.

K, el debut de Kula Shaker, fue número uno en la lista de álbumes de Reino Unido en 1996, en plena efervescencia del pop británico. Pero si la histeria por el britpop fue algo pasajero, el gusto por lo hindú, más todavía. Poco le duró la fama a este hijo de una actriz de los 60.

Cornershop – Brimful Of Asha (1997)

La historia opuesta es la de Cornershop. Tjinder Singh nació en Wolverhampton pero era tan indio como Gandhi. En principio, la música que quería hacer era una especie de noise pop con algún toque indio. Editó su primer EP en un vinilo de color curry.

Experimentando, llegó a dar con una mezcla de sonidos que mucho me temó se adelantó varios años a su época. La gente se quedó con el single ‘Brimful Of Asha’, y sencillamente no entendió lo demás. Si el álbum When I Was Born For The Seventh Time se hubiera publicado en 2009, en lugar de en 1997, estaríamos hablando de una banda de culto, tipo Animal Collective. De la producción del disco se encargó Dan The Automator, productor de Gorillaz.

‘Brimful Of Asha’ fue en realidad un descubrimiento del legendario locutor John Peel, que la nombró canción del año en 1997, pero el 90% del éxito del tema vino por el remix de Fatboy Slim, que es la versión que llegó al número uno y tuvo vídeoclip. Prácticamente ninguna de las personas que bailaron esta canción cientos de veces lo saben, pero la canción era un tributo al músico de Bollywood Asha Bhosle.

Si el gran público no se rindió al talento de Cornershop, sus colegas músicos sí lo hicieron. En su segundo disco, la guitarra la tocaba el mismísimo Noel Gallagher.

Bloodhound Gang – The Bad Touch (1999), o “la canción del Discovery Channel”

El tono gamberro y bromista de The Offspring acabó en la payasada más absoluta, de la mano de una vergonzosa troupe llamada Bloodhound Gang. Como Los Inhumanos, pero una década después y nacidos en Pennsylvania. Procedían del rap, y un eco muy difuminado de eso queda en su himno a los instintos básicos, ‘The Bad Touch’. Remixeada para las discotecas, no había más remedio que bailarla haciendo la postura del perrito. Por tanto, se adelantó en seis o siete años al twerking y el reggaeton.

Estaban más salidos que el pico de un portaaviones. Titularon su álbum Hooray For Boobies, algo así como ¡Vivan las tetas!, y otra de sus gracias fue dedicarle una canción, como si fueran un fan celoso, a la actriz porno Chasey Lain. Bastante temazo, por cierto.

Apollo 440 – Stop The Rock (1999)

Recordada por la mayoría como la música del FIFA 2000, ‘Stop The Rock’ fue el merecido momento de gloria de unos DJs y productores de Liverpool que llevaban años remixeando y experimentando con temas de su propia cosecha. Tras muchos años de underground, la electrónica vivió su mejor momento a finales de los 90, gracias al éxito de Fatboy Slim y Daft Punk.

Desde esas filas underground asomaron la cabeza Apollo 440, con un tema irresistible, que mezclaba el sonido de club con melodías y coros a lo Beach Boys o Status Quo. La fórmula ya la había ensayado Fatboy Slim con su genial ‘Funksoul Brother‘, pero Apollo 440 supieron exprimirla. Es algo muy parecido a lo que quince años después hacen bandas como Django Django o Jagwar Ma.

Y hasta aquí nuestro censo de desaparecidos del rock de los 90. Hay alguno más, por supuesto… Pero yo lo dejo por ahora, y me voy a ver El Mundo de Wayne para celebrarlo.

Puntuación de los lectores
[Total:47    Promedio:2.7/5]
Sobre nosotros

Antes Señor Lobo. "No empecemos a chuparnos las..." Creador y editor de este cotarro. A mí las quejas.

11 comments on “15 “desaparecidos” del rock de los 90
  1. baldboy dice:

    bueno… los Ugly Kid Joe han sacado nuevo disco y no suena nada mal 🙂

  2. Bloodhound Gang y Apollo 440 eran grupazos. Y supongo que los seguirán siendo. 😀

  3. Yeyo dice:

    Genial artículo. Dejo un pequeño aporte… UNDROP y su temazo del anuncio de peshi-chola.

  4. Machin dice:

    Hombre, incluir en este artículo a varias bandas que siguen en activo y haciendo giras me parece un sinsentido. Un poco más de rigor, es aburrido encontrarte una vez y otra con artículos como este que faltan a la verdad con tal de rellenar el cupo. Y lo que dices de Extreme no puede ser más absurdo y falaz. Échale un ojo al disco y el DVD de 2008, anda. Licenciao.

    • Señor Lobo dice:

      Bueno, aunque me llamas “licenciao” y no entiendo por qué, respeto tu comentario. La decisión de incluir a Extreme fue muy deliberada, y sabía que levantaría alguna ampolla. Soy consciente de que no voy a descubrirle nada nuevo sobre la vida y milagros de Extreme a sus fans, que los hay, aunque desde luego no son mayoría en este mundo.

      Lo que yo pretendo contarle al público no-fan historias y circunstancias curiosas sobre los altos y bajos de estas 15 bandas. Como prefiero hacerlo de forma breve, forzosamente tengo que dejar fuera muchas cosas que también son ciertas, pero en mi opinión menos reveladoras. No creo que sea una falta al rigor, ni a la verdad.

      En cualquier caso, gracias por leer y comentar el artículo. Ahora mismo me estoy escuchando Saudades De Rock, tal y como recomiendas. A bote pronto, ‘Star’ me ha sonado bastante a Queen, pero desde luego es un buen tema.

  5. manel dice:

    Magnifica recopliació, sólo te has dejado a los Spin Doctors.

  6. minardo dice:

    Muy bueno el post, pero en relación al anuncio de levis… ¿quién es el que no ha vivido en los 90? el anuncio de levis que lo petó (también en España) fue el de Space Man, con música de Babylon Zoo (http://www.youtube.com/watch?v=fV_9iimttTg). Un error imperdonable no haber incluido a esta banda, pero por todo lo demás, me ha ha traído muy buenos recuerdos…

  7. Pablo2M dice:

    El cantante de Mr Big, Paul Gilbert ha tenido buenos albums como solista, el que mas me gusta es Burning Organ

  8. Matu dice:

    Interesante post pero creo que poco acertado respecto a Mr Big .Cualquier aficionado al Hard rock consideraría sus discos como imprescindibles y eso por no mencionar la reputación de los integrantes del grupo en el mundo de la enseñanza musical.En cualquier caso no creo acertado valorar a una banda solo por las ventas,despues de todo, eso esta en muchos casos relacionado por la tendencia de moda del momento y creo que todos sabemos que la calidad no siempre se ve recompensada por las ventas.Te recomiendo que veas algun directo de su ultima gira,seguro que te sorprende comprobar que siguen gozando de un reconocimiento mas que merecido.Un saludo.

    • Señor Lobo dice:

      Es cierto que no es acertado, ni justo, valorar a ninguna banda por sus ventas, y no lo he pretendido hacer en este post. He tratado de mostrar, como bien dices, cómo las distintas modas a lo largo de los 90 colocaron en lo más alto en cierto momento a algunos grupos, para volverlos a “sepultar”, o al menos olvidar, un par de años después.

      Un saludo, y muchas gracias por tu comentario.

Recibe en tu correo nuestro pack de descarga con 40 canciones: