Primavera Sound 2013: crónica sintética

Hemos trabajado tan a fondo el Primavera Sound que tenemos dos tipos de crónicas para vosotros: las Crónicas Locas, más literarias y con el imaginitivo toque femenino y personal de @Hypunto, y luego están las crónicas sintéticas, que van directas a lo musical, sin contemplaciones. Nos las trae nuestro enviado especial al Primavera Sound, Nacho Argote.

Impresión general

Creo que el festival se está masificando demasiado. Cada año más escenarios y más grupos, lo que impulsa a que se pierda un poco el factor sorpresa de conocer bandas, debido a los solapes y la distancia de escenarios. Este año han caído varios grupos y muchas horas han quedado un poco desiertas. Creo que el festival está perdiendo un poco de calidad, aunque esté ganando en éxito de público.

Woods

Por fín teníamos la oportunidad de disfrutar de uno de los discos referencia del 2012 (Bend Beyond), algo que se notó en un escenario Vice prácticamente hasta la bandera. La banda de Brooklyn con la exquisita voz de Jeremy Earl al frente no defraudó lo más mínimo y nos deleitó con temazos llenos de melodía a la par que folk como ‘Cali In A Cup’ o el aclamado ‘Bend Beyond’ que da título a su último disco.

Tame Impala

Primer llenazo claro en un escenario Heineken repleto y ansioso de escuchar el arsenal de hits que coleccionan los australianos. Las dudas que podíamos tener sobre el nuevo bajista se desmembraron según Kevin Parker arrancó con ‘Solitude Is Bliss’. Aquello se convirtió en una fiesta, según iban cayendo temas como ‘Elephant’, ‘Apocalypse Dreams’, o el pedazo de cierre con ‘Half Full Glass Of Wine’. Parece que la psicodelia va a llegar a los estadios dentro de más bien poco. De momento, los veremos por algunas salas de nuestro país en las próximas fechas (La Riviera 13 de julio).

dinosaur jr cronica primavera sound

Dinosaur Jr.

El trio estadunidense se plantaba por tercera vez en el festival, tras la reunión de la formación original en el año 2007, cuando publicaron el genial Beyond, seguido de Farm y ahora I Bet on Sky. Un tercer trabajo sublime que, como siempre, hizo que demostraran que con su segunda juventud no defraudan. Sin duda alguna fueron uno de los triunfadores de la jornada, a pesar de que esta vez no pudieron contar al mando de la percusión con el genial Murph (sustituyó Kyle Spence), pero sí con el gran Lou Barlow.

Lejos de contentar a sus nuevos seguidores, tiraron de grandes hitazos de los 90 como ‘Feel the Pain’, ‘Freak Scene’ y la versión de The Cure ‘Just Like Heaven’, acompañando de lo más granado de su nuevo disco, como ‘Watch The Corners’. El señor Mascis, en 50 minutos escasos de actuación, y con sus eternos punteos tuvo tiempo hasta para recordar a Deep Wound, su anterior banda de sonido más hardcore, hasta que finalmente apareció en escena Damian Abraham de Fucked Up para cerrar con un himno punk-rock como ‘Chunks’ de Last Right.

Bob Mould

El líder de Hüsker Dü se presentó en el escenario ATP dispuesto a dejar con una sonrisa de oreja a oreja a todos sus fans de toda la vida. Con un sonido más que correcto para lo que ha sido esta edición del festival, empezaron a desfilar temazos de todas sus épocas. Acompañado por Jon Wuster (Superchunk) a la batería y de Jason Narducy al bajo, arrancaron con la mítica ‘The Act We Act’ de Sugar, para dar paso a grandísimas composiciones cómo ‘Changes’, también de Sugar, ‘Make No Sense At All’, ‘Flip your Wig’ y la perfecta ‘Celebrated Summer’, todas de Hüsker Dü.

También hubo tiempo para contentar a los fans de nuevo cuño. con temas de su nuevo disco como ‘The Descent’ y ‘Star Machine’. Sólo espero que Jota de Los Planetas estuviera por allí, para aprender como se hace un repaso a los temas que marcan la carrera de un músico. En definitiva, todos los presentes nos fuimos dando palmas y muy agradecidos al señor Mould por deleitarnos con uno de los conciertos que justifican la asistencia al Primavera Sound.

Hot Snakes

La banda de Frohberg y Reis (Ex Drive Like Jehu) demostraron, en otro sublime concierto y siendo una de las bandas más agresivas de la presente edición, que el punk rock no es sólo para cachorros. Mientras sonaban bombas de relojería cómo ‘LAX’, ‘Suicide Invoice’, ‘Braintrust’ nos íbamos dando cuenta de que nos iríamos a la cama con un satisfactorio acufeno. El cierre con la melódica y ya mítica ‘Plenty for All’ quedará grabada en todos los presentes para siempre. ¡Nothing to work with, nothing to lose!

Phoenix, un cabeza de cartel sin fuelle

El grupo que más expectación levantó en los prolegómenos entre el público de la primera jornada del Primavera fue sin duda Phoenix, los nuevos abanderados del rock electrónico francés. Se presentaron con la encomiable intención de avasallar todo lo que se pudiera interponer en su camino con la responsabilidad de exhibir ante un escenario Heineken, repleto casi a las dos de la mañana, su mediocre y último álbum, Bankrupt. Empezaron con sus temas más conocidos, como ‘Long Distance Call’ o ‘Lisztomania’, himnos de indudable pegada emocional, de esos que son capaces de agitar hasta a los más indolentes.

Tristemente en eso se quedó el concierto: en una introducción apoteósica seguida de un nudo ordinario y un desenlace digno. Pese a que su líder, Thomas Marr, fue acercándose al público, primero dejándose abrazar en las primeras filas entonando la consoladora letra de ‘Countdown’, como si estuviera en un concierto íntimo, y luego apareciendo por sorpresa en medio de la explanada con una masa entregada al máximo, Phoenix dejó un amargo sabor de boca.

Ni la incursión al final del concierto del carismático cantante de Dinosaur Jr., J. Mascis, que poco antes había inundado de rock el escenario Primavera, consiguió revitalizar un concierto muy castigado por el plomizo intermedio al que los franceses sometieron a los asistentes. A veces, cuando las expectativas en un directo son muy altas, las decepciones lo pueden ser más aun.

>h3>The Jesus and Mary Chain, una rapsodia magistral

En el capítulo de la nostalgia, The Jesus and Mary Chain reunieron a una considerable cantidad de público fiel y a muchos otros que descubrieron ese día la calidad de este grupo escocés que lleva años sin grabar nada nuevo, pero sigue encandilando con lo viejo. Los hermanos Jim y William Reid impartieron una clase magistral de rock en un escenario decorado únicamente con una imperiosa cruz luminosa como único recurso escénico, donde guitarras distorsionadas taladraron nuestros oídos junto a melodías más asequibles que sonaron demoledoras y románticas, como ‘Teenage Lust’, ‘Happy When It Rains’, ‘Sidewalking’, ‘Far Gone And Out’, ‘Cracking Up’, ‘Reverence’, ‘Some Candy Talking’, ‘Taste Of Cindy’ o ‘Just Like Honey’ (con Bilinda Butcher de My Bloody Valentine).

Y al final sonó el tema que todos querían entonar (algunos jalear): ‘Never Understand’, con un éxito aplastante. La sensación final fue la de haber vivido un hipnótico directo de una banda que logró aunar ritmos que contrastaron con unos sonidos ya poderosos de por sí, pero que, con sus sorprendentes acordes de fondo, manifestó el excelente estado de forma de una de las bandas más felizmente oscuras en activo del noise pop británico.

Los Planetas cronica primavera sound

Los Planetas, un grupo desdibujado

Con motivo del 15 aniversario de la publicación de Una Semana en el Motor de un Autobús, Los Planetas aterrizaban en Barcelona para interpretar íntegramente el álbum ante un público fanático (en el sentido positivo), que reverencia fielmente cualquier acto de presencia del grupo granadino en un escenario. Pero los planetas no se alinearon con la luna, no hubo fenómeno cósmico, ni posterior catarsis colectiva. Todos sabemos que la irregularidad vocal de Jota es uno de los estigmas que debe afrontar continuamente Los Planetas en las críticas y en los conciertos. Fue el día en el que tristemente Jota no dio ni una, ni logró sacar partido a su voz ya de por sí limitada.

Presenciamos un concierto soso, apagado y lineal y vimos al líder de Los Planetas con una desidia excesivamente forzada, más de lo habitual, a lo que tampoco ayudó un engranaje instrumental demasiado estático en cada una de las canciones. Nada de esto consiguió epatar a los asistentes, a los que dejó una sensación de que Los Planetas habían conectado el piloto automático, y les bastaba con cumplir, más que con hacer el gran concierto.

Relacionado:

Los vídeos oficiales del Primavera Sound 2013
Los mejores vídeos de fans del Primavera Sound 2013

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]