La magia del silencio: Crónica del concierto silencioso de Izal

Hemos asistido a bolos rarunos, eso desde luego, pero como el concierto silencioso de Izal del pasado jueves, ninguno. La iniciativa llevada a cabo por Axe tuvo un éxito rotundo: a eso de las 18:30 ya se habían agotado los mil cascos que se repartieron para poder escuchar el concierto de Izal. Sí, habéis leído bien, cascos para escuchar un concierto. Silencio y música parecen dos términos completamente opuestos, pero Axe se atrevió a mezclarlos y la jugada les salió bastante bien. Para llevar a cabo este experimento decidieron apostar por lo seguro contando con una de las mejores bandas nacionales de las que podemos fardar orgullosamente: Izal.

Ángel Carmona hacía las veces de maestro de ceremonias invitando a los cinco componentes a subir al escenario donde les esperaba una urna gigante, transparente y completamente insonorizada. Ya dentro, la música comenzaba a sonar. Melodías solo audibles con los cascos puestos en las orejas de las más de mil personas presentes en la Plaza de la Luna, que se amontonaban y lo daban todo cantando el hitazo ‘Asuntos Delicados’ o ‘Palos De Ciego’, que fueron de las primeras en sonar.

izal1

Mikel decía que lo increíble de este experimento era que podríamos oír con increíble definición todas sus cagadas. Pero aquí las cagadas eran recíprocas. Porque lo gracioso de este experimento era quitarse los cascos y escuchar la voz de tantísimas personas cantando, con sus respectivos gallos y equivocaciones en las letras. Esos errores que en un concierto no se perciben por el ruido, pero que aquí sí. Además, el público tenía instalados unos cuantos micrófonos para que ellos desde la urna pudieran escuchar el sonido ambiente. Tanto es así que un grupo de chicas lo pagaron cuando los chicos de Izal las pillaron manteniendo conversaciones ajenas al concierto.

alejatedelruido

Si siempre es un gusto poder escucharlos en directo, aquí se multiplicaba ese disfrute, ya que toda tu atención auditiva iba a la voz de Mikel y el resto de instrumentos. Por eso toda la lista de temazos con la que nos deleitaron se vivió con toda la intensidad posible: ‘Extraño Regalo’, ‘Tóxica’, ‘Magia Y Efectos Especiales’, ‘Hambre’, ‘Pánico Práctico’, ‘Prueba Y Error’… todas se disfrutaron por igual y se notaba en el ambiente como se iba perdiendo poco a poco esa vergüenza de que te escucharan cantar. Incluso los fans más acérrimos que se habían quedado sin cascos lo estaban dando todo guiándose por las voces de la gente y contribuyendo a dar forma a las letras de las canciones.

Desde luego a Mikel, Alejandro, Alberto, Iván y Emanuel se les vio divertidos durante todo el espectáculo. También pudimos escuchar ‘Despedida’, de la que hay un vídeo grabado en el Palacio de los Deportes durante el concierto de su fin de gira con unas doce mil personas de por medio, y que si no habéis visto, os aconsejo que lo hagáis. Y por supuesto, la canción que todos pedían a gritos, la que desató la locura y a la que todos tiene enamorados (incluyéndome a mí): ‘Qué Bien’. Para finalizar otra de las favoritas y más aclamadas, ‘La Mujer De Verde’.

mikel

Después de esto y ya con los cascos fuera, salían de nuevo de la urna para agradecer tanto a Axe como a los allí presentes esta experiencia única de la que acababan de formar parte de una manera espectacular. Ángel Carmona anunciaba a los ganadores de un meet & greet con la banda a través de un concurso lanzado por Twitter desde el comienzo del concierto donde había que tuitear con el hashtag #AlejateDelRuido. Una de las chicas de la primera fila casi sufría un infartito cuando le nombraron ganadora de uno de esos pases.

Nosotros también tuvimos la oportunidad de pasar a conocerles y lanzarles unas breves preguntas, ya que la cosa iba bastante pillada de tiempo. Tan majos como siempre y con la paciencia de una madre, nos recibieron y contestaron amablemente a nuestras preguntillas.

– Después de la experiencia de hoy, ¿con qué os quedáis? ¿El formato tradicional con con sonido o un concierto sin sonido?

Un concierto que tenga sonido, que se escuche lo mejor posible porque al final es lo suyo. Con lo cual supongo que mucha gente opinará que el concierto de hoy lo ha disfrutado más a nivel de sonido que en algunos recintos habituales. Pero supongo que la energía público-banda cuando hay metacrilato de por medio se reduce en varios puntos. Entonces al que vaya a un concierto a escuchar lo mejor que pueda la música que está tocando le gustará más este formato, mientras la gente que vaya a vivir la energía y el intercambio grupo-público, supongo que preferirá los espacios más habituales.

–  Además lo bueno es que con este sistema podemos decir adiós a la gente que habla en los conciertos…

-Sí, efectivamente la verdad es que tiene muchas ventajas este formato.

– En septiembre ya presentaréis un nuevo disco. ¿A qué se debe esta rapidez? Es decir, acabáis de terminar la gira y ya en septiembre os lanzáis con otro disco…

Han pasado dos años desde que publicamos ‘Agujeros De Gusano’ y mucha gente nos ha conocido a raíz de ese álbum. Y bueno, parece que un nuevo disco les pilla muy pronto, pero yo creo que dos años es un ciclo, no muy largo pero tampoco muy corto, para un nuevo disco. Y es que lo teníamos compuesto y nos encantaba lo que había, entonces ¿para qué íbamos a esperar más? No somos de dilatar los tiempos gratuitamente. Teníamos el disco y teníamos tiempo para grabarlo porque este verano prácticamente no vamos a tocar y nos cuadraban todas las fechas.

También os he traído el cartel del Dcode 2013 donde os estuve viendo, y estáis aquí de pequeñitos —señalando el folleto—. Este año estáis en la parte más alta, ¿qué se siente al haber pasado de aquí a ahí en tan solo dos años?

Pues es culpa de la gente la verdad. Nosotros hemos trabajado igual que siempre y todo esto es culpa de la gente, —»eeeeeieeee, ¿por qué te hace sentir tan diferente?» lo siento pero lo tenía que decir— ojalá sigan teniendo la culpa de que seamos así de felices y nosotros seguiremos currando, que es lo que hemos hecho desde que empezamos.

Y con esto solo nos queda darles las gracias una vez más por lo majetes que son, decirles que nos vemos en el Low (y si el Dios Indie quiere en el Dcode también) y que esperamos con ansia ese tercer álbum de estudio que seguro no nos defraudará.

Sin título-1

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]