Lista nacional: los 20 mejores discos de 2014

Freedonia Dignity Freedom 2014

A nosotros los bándalos es que nos gustan mucho las listas. Así que, no contentos con pelearnos para elegir los 20 mejores discos internacionales, lo hemos vuelto a hacer para los nacionales.

Había mucho dónde elegir y, como habréis podido comprobar en más de una ocasión, tenemos gustos muy variados. Seguramente por eso ha resultado una lista muy heterogénea y en la que estamos casi seguros que encontraréis alguna perla oculta. La lista va tal que así:

20. El Meister – Bestiario

A Javi Vielba le parecía poco conciliar dos grupazos como Arizona Baby y Corizonas y en este 2014 se lo ha montado también por su cuenta. Además de sus familiares contorsiones (corporales y vocales), El Meister presenta influencias campestres y medievalistas. Pero también retro-electrónicas. Ecléctico, raruno y totalmente disfrutable.

[youtube id=”V0ldsMTRGIE”]

Escucha el debut de este juglar pucelano en Spotify.

19. Vetusta Morla – La Deriva

¿Qué grupo ha pasado en sólo tres discos de tocar en pequeños garitos de Malasaña a hacerlo en el mayor pabellón de Madrid? Pues eso. Si eres hater de Vetusta, su tercer largo no te va a convencer, y tampoco lo intenta. Pero apuntala un estilo propio y una carrera en la que hasta ahora no ha habido un paso en falso. Más mala leche en las letras y ‘La Deriva’ como temazo-bandera.

[youtube id=”S4JldbwKiJQ”]

Lee nuestra crítica de las críticas y escucha La Deriva en Spotify.

18. Beach Beach – The Sea

El cuarteto balear se ha colado en casi todas las listas nacionales de lo mejor del año y en unas cuantas internacionales. No en vano, nos han servido uno de los mejores álbumes de power-pop del año, alegre y melancólico a partes iguales, como debe ser. Fans de Teenage Fanclub y Dinosaur Jr., venid de cabeza a escuchar este discazo.

‘Just Like Before’ debería ser nombrado oficialmente himno de este 2014.

[youtube id=”U_Uc1sgWS5k”]

17. Sr. Chinarro – Perspectiva Caballera

Sr. Chinarro es uno de los pilares portantes de la música independiente española. Perspectiva Caballera es su decimoquinto trabajo y sorprende que el sevillano siga pariendo material de esta calidad. Aunque ahora se aleja de sus últimos trabajos, con melodías llevaderas y luminosas incluso cuando las letras son oscuras. Este es pop del difícil, del profundo e introspectivo. Perspectiva Caballera tiene un cerebro afilado, una lengua cortante y un corazón sincero.

[youtube id=”8I78kHdSTC0″]

Escúchalo en Spotify.

16. Nacho Vegas – Resituación

El espíritu de rebelión que por fin empieza a cuajar ha tenido en Nacho Vegas a su mejor cantor. El papel no le ha venido mal a un compositor que quizá antes se ahogaba demasiado en la introspección. Renovada energía y sensación de que este es uno de esos trabajos que reviven y reinician una carrera que, por otro lado, era casi impecable. Aparte de los temas políticos, imposible no enamorarse de la ‘Rapaza de San Antolín’.

[youtube id=”X6F2ChloEQ4″]

15. Jero Romero – La Grieta

Una grieta es algo que se ha roto pero no está roto todavía, algo que aún no se ha roto pero que se va a romper, según dice el mismo Jero Romero. Así dice sentirse y eso mismo es lo que te transmite su segundo LP. Puede que este disco sea más rockero que el anterior, pero el toledano sigue volcándose y desnudándose en cada una de sus canciones, y cuando escuchas La Grieta, tú eres él.

[youtube id=”zSnu9tnQhRI”]

Escucha La Grieta en Spotify.

14. La habitación Roja – La Moneda En El Aire

Tras nueve discos, La habitación Roja se sitúan claramente como una de las referencias del pop español sin etiquetas. Su capacidad para hacer buenas canciones en incontestable; pero nunca esperaremos encontrar canciones sobresalientes, porque para ellos la perfección, aplicada también al ser humano, reside en la imperfección.

La moneda en el aire está llena de matices sonoros, distorsiones pop y letras de actualidad sociopolítica, pero entre todas estas paredes agrietadas, hay un atisbo de esperanza que sirve de manual de instrucciones perfecto para romper con todo y volver a empezar.

[youtube id=”ckfpU1FxvfM”]

Escúchalo en Spotify.

13. Ángel Stanich – Camino Ácido

Ángel Stanich lleva en boca de todos los del mundillo indie muchos meses, por ser la revelación nacional del año. En su primer larga duración, Camino Ácido, encontramos acidez y surrealismo, ritmos intensos y cierto tono de locura transitoria. Su tema ‘Metralleta Joe’ se convierte inmediatamente en himno para todo aquel que lo escuche.

[youtube id=”fADX-y-YexY”]

Su disco en Spotify.

12. Los Punsetes – LPIV

Los Punsetes nunca te dejan indiferente, es su seña particular. Son esa clase de grupos que amas u odias, con los que no hay medias tintas. Algunos los crucificaron por aquella ‘Me Gusta Que Me Pegues’, pero la mayoría los amaron en cuanto llegó a sus oídos ‘Opinión De Mierda’. En LPIV, consiguen casar a la perfección su pop con una actitud considerablemente más punk. Un disco corrosivo que sobresale entre tanta indie plana e inofensiva.

[youtube id=”fpI87-W8Pvg”]

Escúchalo en Spotify.

11. Arizona Baby – Secret Fires

Su mediotiempo ‘Woden Nickles’ dejó claro que el cuarto disco de Arizona Baby sería uno de los mejores discos nacionales de este año. Cuando al fin lo escuchamos, descubrimos que es como un imaginario viaje catártico que, sin embargo, no está tan lejos de la realidad. Una travesía hacia adentro, para conocernos, entendernos y poder convivir con nosotros mismos. 

[youtube id=”S-KfgzhLXtc”]

Lee nuestra extensa crítica y tómate una pausa para escucharlo y perderte en tus propios meandros.

10. Ellos – Pop Cabrón

Será por la edad, será por la nostalgia, será que echamos de menos los chándales horteras, pero nos encanta esta vuelta a los 80 que se está experimentando cada vez más. Y claro, con unos sintes tan ochenteros, unos ritmos tan de La Movida y unos estribillos tan canturreables, Pop Cabrón no podía faltar en nuestra lista.

Desde que escuchamos su irresistible y bailonga ‘O Tú O Él O Yo’ supimos que este trabajo del dúo Mostaza-Capote sería algo diferente. Melodías esplendorosas y lírica áspera: un trabajo que habla de ti y de tus problemas, pero consigue dejarte un buen sabor de boca.

[youtube id=”sJwsWh76yW4″]

Escucharlo para arrancar el día es muy recomendadísimo.

9. Bigott – Pavement Tree

El Bigott más comedido ha resultado ser también el mejor. Un disco que sorprende por la naturalidad con la que Borja Laudo y cía se desprenden de todo disfraz y se entregan al mejor puñado de melodías de su carrera. Lo único feo que hay aquí es la portadita.

¿Americana, folk rock, pop? Canciones como la copa de un pino, que se te pegarán aunque no quieras. Un reto: escucha ‘Echo Valium’ e intenta olvidarla sin más. No podrás.

[youtube id=”wYhj3SK4oFg”]

Escucha muchas veces esta maravilla en Spotify.

8. Neuman – IF

Neuman son los orfebres del indie patrio, y con cada nuevo trabajo queda más patente. Atrás quedan las melodías intimistas, oscuras y densas de sus primeros trabajos; con If se lanzan a abarcar más terreno de lo que solían, haciéndolo estupendamente. El cuarto disco de los murcianos es un álbum de pop rock luminoso que se reparte entre fuerza (‘Tell You’) y delicadeza (‘Too Pretty’).

‘Turn It’, temazo salido directamente de los ochenta y de lo más pegadizo, conquista a la primera, pero la mayor parte del disco requiere de una escucha más reposada. Lo dijimos en su día y lo repetimos ahora: producto nacional de lujo.

[youtube id=”lgKCL4ouq6Y”]

Hala, a Spotify.

7. Novedades Carminha – Juventud Infinita

Juventud Infinita es no pensar las cosas durante días, y simplemente hacerlas. Es no tener un ideario, ni un manifiesto, ni siquiera un libro de estilo. Todos los géneros valen (hasta la electrocumbia, chúpate esa) si de lo que se trata es de pasárselo bien. El resultado, un puñado de himnos tarareables y frases para enmarcar (“suena Julio Iglesias y enseñas las tetas”).

Y para los que somos un poco más talluditos, un disco que recupera la sensación de desfasar en unas fiestas de pueblo, o maltratarse a chupitos, o empezar la noche de botellón tranquilo y acabar en plena velada erótica-festiva. Por recordarme todo eso, gracias, Novedades Carminha.

[youtube id=”o5OPsDtjaaE”]

Podéis leer la entrevista que les hicimos hace unos meses y poner de banda sonora el disco en Spotify.

6. Waldorf Histeria – Waldorf Histeria (El Álbum Negro)

El segundo largo del cuarteto madrileño, al que queremos que todos llaméis “El Álbum Negro de los Waldorf Histeria”, está lleno de energía y nervio. Algunos lo llaman punk pop, a ellos les gusta más power pop, el caso es que irradia vitalidad por todas partes. Inteligentes, irreverentes y un poco impertinentes, Waldorf Histeria analizan las problemáticas que afligen a los jóvenes desde sus veintipocos hasta los treintitantos. Se inspiran en lo cotidiano, al que dan unas pinceladas (no demasiado sutiles) de nonsenseUn disco que se te mete en la cabeza en un santiamén y que es capaz de hacerte cantar, reír y pensar sobre temas absolutamente trascendentales, todo a la vez.

[youtube id=”vcYrJVw-B7g”]

Podéis conocerlos más a fondo con nuestra reseña y escuchar su disco en Spotify.

5. El Columpio Asesino – Ballenas Muertas En San Sebastián

Lejos de intentar repetir la fórmula ‘Toro’, que les puso (quizá de manera un tanto incómoda) en primera plana, El Columpio han ahondado en sus letras desequilibradas y los ecos electrónicos de la segunda parte de Diamantes. Que es como apostar al mismo tiempo por su esencia y por algo nuevo. Pero sobre todo, por escapar de lo fácil, que nunca ha ido con ellos. Un disco rebuscado y obsesivo, no apto para los fans de singles radiables, pero sí para los que gustan de pequeñas genialidades que no se captan a la primera.

[youtube id=”Ufx74cax404″]

Ballenas Muertas en Spotify.

4. Polock – Rising Up

La repetitiva y predecible crítica nacional se deshacía hace cuatro o cinco años con Polock, cuando lo decían los medios de fuera, y parece haberse aburrido de ellos justo cuando os valencianos han venido a demostrar que no eran flor de un día. Ahora tocará hablar de Deers / Hinds o el grupo español que diga Pitchfork, pero si hay una banda que ha calado como nadie el revival sintes ochenteros, sin resultar aburrido o un copia pega, esos son nuestros Polock.

Con Rising Up le ganan por más de media cabeza al último disco de Phoenix, The Strokes y quien tú quieras. Temas enormes e irresistibles, como ‘Everlasting’, ‘Tangles’ o la sinfonía pop ‘Rising Up’ deberían bastar para convencernos.

[youtube id=”OPCFyb2SDnk”]

Vuelve a los 80 en Spotify.

3. Freedonia – Dignity And Freedom

El título del disco no puede estar mejor escogido, porque Freedonia es una banda que dignifica la complicada tarea de hacer música hoy en día. Ajenos a las modas y a obstáculos tales como meter a diez tíos en un escenario, los madrileños han hecho de su sonido atemporal una obra de arte, fraguada tras muchas horas de ensayo y conciertos en garitos grandes y pequeños.

Sin olvidar sus característicos números rápidos, la calidez que desprenden canciones como el tema titular o ‘It’s Gonna Be Fine’ sabe tanto a clásico que asusta. Y basta para que este segundo largo les consagre como una de las mejores bandas de este país, y no sólo en el terreno de la música afro-americana.

[youtube id=”YHgEb6vRtK4″]

No pierdas tiempo y acompaña lo que estés haciendo de un poco de Dignity and Freedom, desde Spotify por ejemplo.

2. A Singer Of Songs – From Hello To Goodbye

La melancolía es un sentimiento muy peculiar, ya que puede ser positiva o negativa. Lieven Scheerlinck, belga afincado en Barcelona y hombre detrás de la barba que lidera A Singer Of Songs, es de los que se aprovechan de este estado de ánimo. Reúne esas emociones tan contrastantes como el placer de un recuerdo y el dolor que provoca y los plasma en canciones capaces de anestesiar el dolor, aunque sea durante un rato.  Así es cómo nacen verdaderas bellezas de amor y de deseo, pasión y arrepentimiento, ruptura y soledad y, a veces, de fe y esperanza, como ‘Autumn Rain’ o ‘Map Of Lost Places’.

From Hello To Goodbye es un álbum íntimo y suave, que parece susurrarte “¡Eh! La vida es una putada tras otra, pero recuerda: las canciones siempre están ahí para cauterizar todas tus heridas”.

[youtube id=”psSZUiVzw-U”]

Para entender mejor la profundidad de este disco, os recomendamos que leáis nuestra crítica mientras lo escucháis en Spotify.

1. Biznaga – Centro Dramático Nacional

Rabia, inconformismo y un poco de subversión. Centro Dramático Nacional, el primer largo de los madrileños desprende el descontento de una generación a la que se le ha negado un futuro decente (‘Divino Fracaso’), que vive en una sociedad afectada por demasiados males. Extraños virus contra los que no se puede luchar, como los de ‘Fiebre’ o ‘Mala Sangre’. Hay pesimismo e ira, pero también ganas de luchar por algo mejor, de rebelarse y conseguir, exigir algo más, como afirman en ‘Cul-de-Sac’. Biznaga dan guitarrazos a diestro y siniestro en un disco que tiene sus cimientos en el punk clásico, pero una arquitectura completamente moderna y contemporánea.

Un trabajo fino de ímpetu brutal, algo que necesitas escuchar a toda hostia. Los 25 minutos mejor empleados de este 2014.

[youtube id=”MzanAB_O4LI”]

Escucha YA Centro Dramático Nacional.

Puntuación de los lectores
[Total:7    Promedio:4.3/5]