Crónica: Verkeren (Costello, 4 de junio)

Verkeren 1

Día difícil en Madrid. Difícil por la cantidad de propuestas musicales que ofrecía la noche del jueves 4 de junio. Xoel López abarrotando la Joy Eslava y el Teatro Barceló acogiendo el concierto de Oxfam Intermón con Vetusta Morla, Second y Dorian entre otros artistas al frente. Pero nosotros nos decantamos por otro plan, uno muy refrescante, muy de verano, así que cogimos camino a la Sala Costello para ver al grupo de synthpop que lo está petando poco a poco: Verkeren.

Si soy sincera, me moría de ganas de tener (por fin) a este grupo delante de mis narices y poder escuchar los temas de ‘Pudo Ser Miss Mundo’ en directo. El concierto empezaba a las 22.30 con una sala medio llena de gente, pero a la que le sobraban ganas de darlo todo bailando con los ritmos electropop de este quinteto y hacer que la sala pareciera estar abarrotada. (Ya vendréis ya, y entonces ya os arrepentiréis de no haberlo hecho antes.)

Desde el mismísimo segundo en el que eligieron empezar con ‘Decir Que No’, supimos que este no iba a ser un concierto cualquiera. ‘Dejaré Que Seas Tú’ le pisaba los pies a la anterior encargándose de seguir calentando el ambiente. Ya sabéis lo que dicen de las terceras canciones de un disco, siempre son temazos. Y las terceras de los conciertos, pues lo mismo, ya que le tocó el turno a ‘Biopsia’ de su álbum debut, Intervención

Verkeren 2

El envolvente sonido de los sintetizadores con toques ochenteros hacía de las suyas con las voces de Yursen y Siscu al cantar ‘Contra’, una especie de balada protesta que en directo consiguen hacerla sonar hasta mejor que en el disco. Siguiendo con algunos temas de Intervención, dejaron caer ‘Atención Al Ciudadano’ y ‘Parte de Verdad’, una canción cuyos ritmos me recuerdan bastante a los habituales en las canciones del grupo Jamaica.

Y llegados al ecuador del concierto, el 100 % de la sala ya se había venido arriba, las cervezas no paraban de rular de mano en mano, y los pies no paraban quietos en un mismo tramo de suelo. Una de las canciones más «tranquilas» (si se puede llamar así) hacía su aparición: ‘Primer Bloque’, que empieza con la voz de Siscu casi desnuda, arropada por la guitarra a la que se le van uniendo la batería de Alex, el bajo de Rafa, los sintetizadores… las caras de Esteban y la cara sonriente de Yolanda al fondo. Mención especial para estos dos últimos, sobre todo Esteban al que se le fue la olla alguna vez que otra durante la actuación y nos regaló momentos de muchas risas sacando su espíritu Venga Monjas. Sus caras al teclado también servían como una especie de medidor de la intensidad del directo, como la que se vivió en el momento ‘Miss Mundo’. El escenario acogedor del Costello se quedaba pequeño para lo que estaban haciendo estos tíos. Sus canciones, merecedoras la mayoría del honorable título de ‘temazo’ están creadas para ser bailadas a lo grande.

Verkeren 3

Lo bueno de grupos como Verkeren es que hacen que un concierto suyo se convierta en un momento perfecto de éxtasis, de trance del que no quieres escapar. Como cuando estás en el clímax de una fiesta disfrutando tanto y pensando ‘Que Nunca Se Haga De Día’. Temazo donde los haya, lo saben hasta en mi casa y lo bailó hasta Yolanda, y mira que es difícil que la pobre lo bailara. La voz de Siscu suena tan absolutamente bien en directo envuelta entre las melodías sintéticas de la banda que da hasta gustico escucharlo cantar. Ahora ‘Alianza’ se encargó de no romper este momento de delirio en el que nos encontrábamos y que finalmente remató su tema más famoso y el que todos estábamos esperando escuchar: ‘Laberinto’. Es de esas canciones que desde que las escuchas la primera vez sabes que van a perdurar en tu playlist habitual por los siglos de los siglos. Es amor a primera vista. Es una maravilla y tiene el estribillo más pegadizo del mundo. Mientras la iban despedazando, yo de vez en cuando ponía la mirada en la sala esperando ver a alguien moverse de esa forma tan espasmódica que lo hace en el videoclip el protagonista. Por cierto, un videoclip que si no habéis visto ya estáis tardando. Cerraban con ‘Colibrí’, una canción algo oscura para su repertorio pero que encajó bien para ese preciso momento.

[youtube id=»RrrKMT4G5C4″]

Si sumas calidad, destreza sobre el escenario, sonido y voz impecables y temazos, el resultado es Verkeren. No permitáis que vuestros oídos se queden sin darse el gusto de escuchar sus canciones, y si alguna vez tenéis la oportunidad de verlos en directo, no os lo penséis ni un momento: id corriendo.

Más fotos en nuestro Facebook.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]