11 Ideal – Abril 2017

Un mes más, una alineación bándala más. Este es nuestro all-star de abril


Abril ha llegado cargado de novedades, especialmente la última semana, para la que se han reservado muchos de los artistas que aparecen en nuestro 11 Ideal y algunos de los que se han quedado en el banquillo. El caso es que ya empezamos a tener meses realmente moviditos que nos están obligando a plantearnos si este 2017 terminará convertido en uno de los años más estimulantes de los últimos tiempos. Dejamos ya el primer cuatrimestre del año, empezamos ya a plantearnos los primeros resúmenes y tenemos la vista clavada en los festivales… y esperamos como agua de mayo (nunca mejor dicho) la algarabía dadaísta que son los horarios del Primavera Sound.

Este es nuestro Once Ideal del mes de abril:

 


Delantera

Gran parte de la culpa de la excitación que ha causado en nosotros abril, a parte del comienzo de la primavera (que la sangre altera), la ha tenido Kendrick Lamar. Después de un single arrollador como ‘Humble’, con su riff de piano sombrío, su mala hostia y su fraseo vibrante y grácil, llegaba el verdadero animal, la verdadera bestia con la que el mejor rapero del mundo iba a atormentar nuestros oídos. DAMN. puede ser el disco más contundente de lo que llevamos de año, el más digno de descifrar y diseccionar y desde luego el que ha roto todos los moldes metiendo los 14 temas que lo componen en el top 100 de Billboard (‘Humble’ además lo corona) y ostentando el número 1. Y sobre todo, ha superado con metalenguaje y con pequeños latigazos en YouTube que no aparecen en el álbum las tímidas críticas por no insistir en la problemática racial que parecen haberse quedado solo en la superficie. Kendrick Lamar no ha olvidado el problema. Ni que decir tiene que esto es puro espectáculo, nivel Messi o Cristiano Ronaldo. Puedes leer la crítica completa de DAMN. aquí.

Con un talento como Lamar en el equipo solo queda brillar lo máximo en su festival de fantasía, hacer más grande su leyenda. Es lo que hacen a la perfección Phoenix, infalibles de nuevo (¿recordáis algún primer single regulero de los parisinos? yo no) con un trallazo post disco que se cuela por la escuadra. Enamorados estamos, deseando que llegue el 9 de junio para tener Ti Amo en nuestras manos y poder bailarlo en el Vida, en el NOS o en el BBK.

En la otra banda, repitiendo honores, la «cartoon-troupe» de Damon Albarn y Jamie Hewlett. A lo mejor no era para tanto el cuarto disco de Gorillaz, o eso pensamos cuando lo escuchamos por primera vez. Todavía estamos cocinando la crítica y es pronto para dar un veredicto que no resulte precipitado, pero solo por la enorme expectación que han sabido generar en torno a su retorno y a la salida de Humanz y las ambiciosas campañas de marketing digital (con historias de Instagram, momentos de Twitter, comentarios verificados en Genius, vídeos en 360º y hasta una app basada en la realidad aumentada) y físico (shows secretos, entrevistas locas, los rumores sobre una serie de animación o contratos de imagen con Red Bull) merecen estar en este Once Ideal y todo nuestro respeto. Los goles están garantizados.

Medio

La media punta es para Arca, que con Lamar organiza una de las que a final de año recordaremos como duplas ofensivas más imparables. No es posible la indiferencia ante la otra bestia sonora que ha parido desde el fondo de sus entrañas el chileno Alejandro Ghersi, sobre todo porque es bastante extraño en lo superficial de los tiempos que corren poder adentrarse tan a fondo en las inquietudes que anidan en la cabeza de un ARTISTA. Sexo y sexualidad, dominación, bondage, roles emocionales trasladados a la esencia más pura y descarnada, reflexiones sobre el amor, la fidelidad, los instintos, la vida y la muerte… todo se da cita en el que no sorprende siendo el primer disco homónimo de Arca, en el que aparece sin máscaras, piel con piel, cantando con falsete de engole clásico en su propio idioma y sin más armadura que la de las pesadillas futuristas que construye con su música, intensa hasta el dolor, con ese sonido que se da cabezazos enfurecidos contra un muro acolchado con alguna sustancia de otro planeta. El cerebro de Ghersi se proyecta sobre ti y te encierra en su gabinete de bizarrismo y caos, te hace llorar de pura belleza y provoca a la raíz de los instintos más primarios de una forma mucho más inspirada que, por ejemplo, las pesadillas psicológicas de Lars Von Trier, encontrando además por primera vez una inusitada llama pop. Habemus uno de los discos del año, brutal inteligencia y creatividad al servicio de este Once. Estará en el Sónar.

Haciendo labores más de campo tenemos a los suecos Little Dragon, que acaban de publicar su quinto álbum de estudio, Season High. En él facturan un r&b elegante a veces voluntariamente soporífero al que le agradecemos la intención de adaptación, aunque al final el revisionismo ochentero les haya pasado esta vez mucha más factura que en Nabuma Rubberband y se hayan quedado por detrás, por ejemplo, de Jessy Lanza, de la que hay mucho en el ‘Celebrate’ de abajo. Ojo, aunque sus discos nunca terminen de alcanzar la consistencia esperada, la lista de temazos que siguen engordando entre propios y apariciones estelares (en Gorillaz, en Big Boi, en De La Soul, en Flume, en Kaytranada) les vale para seguir teniendo peligro de gol.

El niño mimado de Pitchfork (así me gusta llamarle, siempre con cariño), Mac DeMarco, lleva desde que empezamos el año soltando adelantos de su nuevo trabajo. Este mes han sido dos (los dos Best New Track en Pitchfork, no es que diga que está mimado por nada), la chill ‘On The Level’ y la preciosa y abstracta ‘One More Love Song’, que nos enseñan a un DeMarco más introspectivo, totalmente anonadado con la contemplación de la vida y de la propia música, más acertada que nunca en la carrera del canadiense. Que podemos estar ante su mejor disco ya parece una realidad, más después de haber visto su espectacular actuación en Coachella, con un show que dista del que en su día vimos en el Primavera Sound esencialmente en madurez y precisión, dentro de un guion de improvisación natural que no queremos que pierda nunca. Este año vuelve al festival de Barcelona, así que habrá oportunidad de comprobar en vivo este salto cualitativo.

Defensa

Por la banda derecha subirán The Big Moon, con un flamante debut del que ya teníamos muchas ganas tras los adelantos mostrados. Rock garagero desde la Pérfida Albión, desparpajo femenino con reminiscencias vocales de Courtney Barnett, Angel Olsen o la PJ Harvey más accesible y una actitud punk con todo por delante. Van a piñón, olvidando un poco la defensa y convencidas con la idea de que la mejor forma de mostrar resistencia es con un buen ataque, directo, contundente y fugaz. Tendremos una oportunidad estupenda de testar su enérgico directo en el inminente festival Tomavistas de Madrid.

La banda izquierda le pertenece a L.A., representación nacional en este Once de abril. Acaba de publicar un King Of Beasts que le devuelve al estudio con Toni Noguera, productor de la joyita Heavenly Hell, y que puede suponer un intento verdaderamente ambicioso del músico mallorquín, con 16 temas y cruzadas referencias entre los últimos Mumford, los últimos Kings Of Leon, la radiofórmula americana estilo Tom Petty y Solange o Kanye West.

En el centro de la defensa, Father John Misty, con un segundo álbum que le ha situado sorprendentemente en un cómodo espacio entre la aclamación popular y el reconocimiento de la crítica. Personalmente veo algo de perorata en Pure Comedy, una cierta impostación croonera que solo busca conseguir efectismo y drama, pero es indiscutiblemente un álbum sólido y cohesionado, con momentos magníficos como el que mostramos a continuación y con un regusto vocal al primer Elton John que a veces es irresistible, y que además maneja la ironía como excepcional arma de doble filo. Cuidado, que este en un córner remata y rompe el partido.

Y tratará de aprender algo de él una pujante Alexandra Savior que entra en el primer equipo de la mano de Alex Turner (diría que de Arctic Monkeys, pero para esta ocasión es más de The Last Shadow Puppets) con un debut, Belladonna Of Sadness, que a veces parece demasiado tibio, en la línea del último álbum del proyecto revisionista de Turner con Miles Kane, pero que otras alcanza en la voz de la joven británica mayor intensidad. Si tenemos en cuenta que ‘Miracle Aligner’, el mejor tema de Everything You’ve Come To Expect, lo coescribió Savior con el idolillo de Sheffield y en principio iba a formar parte del disco de esta, podemos deducir que pese a que parezca hablar a veces por la boca de Turner, ella tiene algo más que decir en este género.

Portería

Difícil lo van a tener Future Islands para parar todos los disparos que van a recibir. Su nuevo The Far Field sigue la línea new wave de Singles, su primer disco en 4AD, que tanto éxito y reconocimiento les brindó en 2014, pero con peligrosa comodidad. Pese a temas inspirados como ‘Cave’ y una colaboración estelar del icono Debbie Harry que recuerda terriblemente a Blood Orange en ‘Shadows’, no termina de ofrecer nada diferente y se pierde sin resistir mucho la atención.

Banquillo

Este mes el entrador no puede ser otro que Prince, fallecido hace un año. Uno de los mejores talentos de la historia musical reciente, multiinstrumentista, genial, innovador, transgresor y provocador, sus discos se cuentan por obras maestras y su influencia está presente en prácticamente todos los aspectos que cubre la música en la actualidad. Puedes repasar aquí el TOP 10 que le dedicamos como sincero y humilde homenaje, pero ya te avisamos que es imposible condensar en solo 10 canciones la relevancia, significancia y enorme destreza y calidad que atesora este monstruo de Minneapolis que nunca paró de reinventarse.

Igual que Arca ha ascendido al Once este mes, otras estrellas pelean por un hueco en el primer equipo, y algunos están claramente a las puertas. Es el caso de Haim, con un ‘Right Now’ rodado en directo en el estudio por Paul Thomas Anderson que supone la primera toma de contacto con el esperado sucesor de Days Are Gone; o de Royal Blood, en situación parecida con la excitante ‘Lights Out’. También de Dua Lipa, que ha dado otro adelanto de su debut en forma de dueto con Miguel. Otros que han compartido estudio recientemente han sido Lana del Rey y The Weeknd, que firman juntos la maravilla lúbrica y sexual que es ‘Lust For Life’.

Si las cosas fallan, Prince podrá manejar otras piezas con los nuevos discos de The New Pornographers, Parov Stelar, Joe Goddard de Hot Chip, Woods, GAS, Feist, San Fermin o nuestro Joan Miquel Oliver o los destacables sencillos de The War On Drugs (‘Thinking Of A Place’), Foster The People (‘Doing It For The Money’), Bleachers (‘Hate That You Love Me’), Kasabian (‘Are You Looking For Action?’), Big Thief (‘Mythological Beauty’), Toro Y Moi (‘Omaha’), Kamasi Whasington (Truth’), Katie Perry (‘Bon Appetit’) o el nuevo proyecto de Sufjan Stevens con Bryce Dessner inspirado en el espacio (‘Mercury’).


Lista completa en Spotify:

Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:5/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →