11 Ideal – Febrero 2017

Le hemos dado una vuelta al tema de los resúmenes mensuales y, fieles a nuestro espíritu bándalo, hemos pensado renovarnos y empezar a concebirlos como los Onces Ideales de la Champions, con toda la pompa y la épica gloriosa de los gladiadores del balón. Inauguramos así una sección en la que os presentaremos todos los meses los once artistas que conformen el equipo perfecto, algo que podría acercarse al line-up ideal de un festival. Porque el fútbol y la música no solo no son irreconciliables sino que tienen históricamente muchísimo que ver.


En el once ideal de este febrero no puede faltar David Longstreth, que ha retomado la faceta en solitario de sus Dirty Projectors tras la ruptura con su antigua novia y compañera de banda, Amber Coffman. Lleva la batuta creativa de este equipo pensado para el ataque latente y meditado gracias a su último álbum, primero homónimo, un Dirty Projectors (crítica, aquí) en el que hace del eclecticismo una virtud y se presenta en forma de RnB inteligente.

Le acompaña en el manejo ofensivo Strand Of Oaks, que se han liberado del pesimismo y han hecho un álbum menos folk y más brillante, más optimista y orientado al rock radiofónico americano, confirmando el estilo que ya empezaron a presentar cuando empezaron a ampliar la banda desde mediados de 2015. Se parecen ahora más a The Killers o a Bruce Springsteen y, aunque no es ni de lejos perfecto, es un buen arma ofensiva.

Le servirán balones a Lana del Rey y a Future, fuertes en los extremos demostrando siempre ser artistas prolíficos. La primera se sobrepone siempre a todos las patadas que intentan soltarle en forma de filtraciones y acaba de publicar un single, ‘Love’, sencillo pero intenso y emocionante que vuelve a poner un punto positivo en una carrera que, lejos ya de los hits iniciales, gana nivel en el conjunto. El segundo ha publicado dos discos de una hora de duración y 17 temas cada uno con una semana de diferencia entre ambos, y en ellos explora sus diferentes facetas como artista además de ofrecer un amplio (demasiado, pero ya hemos hablado alguna vez del lastre métrico del trap, del nuevo hip hop y del nuevo RnB) catálogo de trap que a veces parece pasatiempo pero en momentos puntuales tiene destellos de lucidez. Es de esos extremos regateadores: lo intenta 34 veces; en 3 o 4 le sale y se los dribla a todos.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=Jhze7v_6pI4″ align=”center” maxwidth=”1200″/]

Para convertir está Ryan Adams, que siempre merodea por el área de los grandes goleadores, como Stevie Nicks y Bruce Springsteen. Prisioner puede ser su intento original  más acertado (siendo sinceros, lo mejor que ha hecho el último Ryan Adams es aquella reformulación genial del 1989 de Taylor Swift, en el que se valía de las excepcionales melodías de la pop star de Nueva York para hacer más certero su sonido, perfectamente balanceado entre la sensibilidad femenina de la que siempre ha hecho gala y su flema rockera), y siempre está ahí para cazarlas al vuelo. Oficio, desde luego, no le falta.

Organizando el medio, Mark Kozelek, pesado, rocoso y austero. Pocos valores ofensivos en el último álbum de Sun Kill Moon, que lo más novedoso que introduce es el uso de sintetizadores y se alarga durante más de dos horas haciendo de la escucha un proceso arduo y laborioso.

La defensa la componen Tinariwen, valor seguro del rock tuareg y del tishoumaren y siempre incisivos (aparecen en el álbum además Kurt Vile o Mark Lanegan); Exquirla, fusión nacional de Toundra con el Niño De Elche que transita en brazos del expresionismo visceral los caminos del post rock y del flamenco y que recuerda al Omega de Morente y Lagartija Nick; Thundercat, bajista habitual de Flying Lotus y partícipe de toda la escena de nuevo soul rap de la costa oeste (Kendrick Lamar, Shabazz Palaces o Anderson .Paak) y Rosalía, que ha facturado con la inestimable ayuda de Raül Refree una inteligente revisión del flamenco desde el academicismo.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=3-NTv0CdFCk” align=”center” maxwidth=”1200″/]

En la portería no podía estar sino Lori Meyers, que van a recibir balones por todos lados debido a su último trabajo, En La Espiral, que bien podría llamarse “En La Poltrona”. Los granaínos se han acomodado, pero al menos son de los pocos que no han perdido la actitud a raíz de esta nueva oleada de alternatividad impostada, y por eso se merecen estar en nuestro 11 Ideal.

En el banquillo y esperando su momento están Lorde, que parece que empezará a desatar el torbellino de su sofomoro a partir de este mismo viernes, y Arca, que ha dado dos adelantes terroríficamente hermosos de su nuevo trabajo, que seguramente le valdrá la titularidad en cuanto se publique.

ALINEACIÓN

PLAYLIST

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →