‘Atresmedia’ compra el formato de «Operación Triunfo»

Esta novena edición del famoso concurso musical será la última emitida en TVE 


Te encantará, te resultará indiferente o te enfadará. Estas son las tres únicas emociones que te puede generar este concurso televisivo que, como ya ocurrió en las anteriores ediciones  —especialmente en las primeras—, ha sabido adaptarse al mercado convirtiéndose en un fenómeno de masas durante este final de 2017. 

Un formato televisivo alabado por su versatilidad en cuanto a la incorporación de las redes sociales —factor diferencial respecto a ediciones anteriores—, por su elaborada elección de concursantes o por la inclusión de clases como «Cultura musical» por parte de Guille Milkyway —uno de los mayores puntos fuertes de la historia del programa—. Pero también criticado, especialmente por su orientación y parecido al espíritu de programas como ‘Gran Hermano’.

El resultado inmediato de todo ello ha sido un gran respaldo por parte de la audiencia —alcanzando el 19%—, lo que ha generado un nuevo fenómeno de masas. De hecho, el próximo mes de marzo de 2018, tanto en Barcelona como en Madrid se celebrarán dos conciertos por parte de los concursantes de Operación Triunfo (OT).

Un hecho que no ha pasado desapercibido al grupo de comunicación Atresmedia Corporación, el cual comenzó a establecer contacto con la productora encargada de dicho formato televisivo, Gestmusic, el pasado mes de noviembre. Y, oficialmente, hoy se ha publicado en la página oficial de la corporación la adquisición de Operación Triunfo para su desarrollo desde septiembre de 2018 hasta el mismo mes de 2021.

A pesar de que en el comunicado no se ha incluido el precio final de la venta, sí que se han filtrado las primeras informaciones relativas a la orientación del formato para su futura producción a partir del segundo semestre de 2018:

Presentadores

Los primeros nombres que han surgido como futuros presentadores de las próximas ediciones de Operación Triunfo —que habrá que ver si se mantiene el nombre en el futuro— son Matias Prats y Antonio Garcia Ferreras. En el segundo caso, Ferreras ha reconocido que «si también presento OT, espero que por fin me construyan una casa en La Sexta, así me ahorro los viajes en balde«.

Jurado

Algunas de las ideas que han llegado a la redacción de Bandalismo sugieren modificaciones en cuanto a la dinámica tradicional del concurso y el jurado:

  • En las galas en directo, el escenario será una gran trampilla en el suelo. En el caso de que alguno/a de los concursantes no interprete correctamente una nota, algún miembro del jurado podrá abrir esta trampilla y el concursante caerá. Nuestras fuentes afirman que ha sido idea de Arturo Valls, quien se ha ofrecido para cumplir este rol en el programa.
  • Un miembro del jurado valorará la actitud del concursante en función del sentimiento que incorpore durante su actuación. Para ello, se apoyará del «feeling check», un complejo detector de sentimiento que surge de la idea del «fact check» empleado en el programa ‘El Objetivo’. Nuestras fuentes afirman que ha sido idea de Ana Pastor, cuya asistencia al programa en ese papel no se descarta.

Profesores

Si bien es cierto que los seleccionados para esta última edición de OT están siendo bien acogidos tanto por los propios concursantes como por la audiencia, se preveen algunos cambios en la futura plantilla. Incorporaciones o modificaciones como:

  • Glòria Serra: Puede que sea la encargada de impartir las clases de «Verdadera historia de la música». Gracias a ellas, los concursantes obtendrán una visión real, dura y profunda de todos los acontecimientos acaecidos en la historia de la música. Es una opción que se está considerando ya que Glòria ha solicitado un amplio presupuesto, según fuentes, para «vehículos que nos permitan adentrarnos en barrios peligrosos, como aquellos en los que se escucha Taburete, Kinder Malo, Izal o Bon Iver«.
  • Joaquín Padilla: Conocido por ser el cantante del grupo de rock Iguana Tango y por desempeñar actualmente el mismo rol en la banda que acompaña el conocido programa  ‘La ruleta de la suerte’ de Antena 3. Se encargaría de enseñar a los concursantes a administrar, canalizar y ampliar su mercado y labor musical.
  • Susana Griso y Josep Pedrerol: Si en esta edición tenemos a «los Javis», el posible recambio que se está considerando es lograr que Susana Griso y Josep Pedrerol formen a los concursantes en la asignatura denominada «Haters». Ambos profesionales, con un gran bagaje a sus espaldas, podrían enseñar cómo administrar tanto la respuesta social del programa actual como la de su futura carrera musical.  A su vez, también desarrollarían capacidades relativas a la búsqueda de temáticas para componer canciones adaptadas a la demanda de la sociedad, como las nuevas botas de Cristiano Ronaldo o el Belén de la plaza San Jaume de Barcelona.
  • Jordi Évole: El reputado periodista puede ser una de las incorporaciones más llamativas. Impartiría las clases de «Punk constante» y en ellas inculcaría a los concursantes el pensamiento y el espíritu crítico. La primera playlist pública por Jordi Évole incluye canciones de Bob Dylan, Sex Pistols o ‘Born in Spain’ de Bruce Springsteen, entre otras.
  • Alberto Chicote y Arguiñano: La demanda de la buena alimentación puede ser un nuevo elemento que se incorpore en futuras ediciones. La idea es que ambos cocineros presenten «Estribillos en la cocina», para que en estas clases se hagan especial hincapié en la importancia de la buena alimentación, especialmente en el caso de los artistas que no pueden comer croquetas caseras al menos una vez por semana debido a las giras.
  • Silvia Charro y Simon Perez: Por desgracia, una de los aspectos culturales más asociados a la música son el consumo de estupefacientes. Silvia y Simón presentarán «La vida es una hipoteca fija». Durante sus clases, se educará y concienciará a los concursantes sobre el consumo de estas sustancias y sus consecuencias.

Academia

A pesar de que las distracciones que ocurren en la academia, especialmente durante esta edición, están resultando suficientes para mantener la emoción entre gala y gala, Atresmedia ha planteado la incorporación de miembros de la reconocida serie ‘Aquí No Hay Quien Viva’ para avivar la convivencia en la escuela. Ya se ha anunciado que las puertas de las habitaciones tendrán tres mirillas y que en las galas las expulsiones seguirán el siguiente mecanismo: ¡Váyase, señor/a  «Nombre del concursante»! ¡Váyase!

 

 


Por supuesto, todo esto es una inocentada. Atresmedia no ha comprado Operación Triunfo y no es un movimiento que se espere a corto, medio o largo plazo. Eso sí, tampoco pasaría nada porque todo esto se hiciese realidad, ¿no? Al menos nos echaríamos unas risas.

Puntuación de los lectores
[Total:5    Promedio:4.8/5]

About Pablo Lafarga Ostáriz

No vivo de la música, vivo gracias a ella.

View all posts by Pablo Lafarga Ostáriz →