Crónica: Bastille (WiZink Center, 4 de enero)

Dan Smith y los suyos convirtieron Madrid en su ‘Wild World’ particular 


Tan sólo dos álbumes de estudio, Bad Blood (Universal, 2013) y Wild World (Universal, 2016), han hecho falta para que Bastille se hayan convertido en todo un fenómeno de masas y, por consiguiente, un claro objetivo para cualquier festival a nivel mundial. En España su crecimiento se puede apreciar gracias al Arenal Sound. Y es que si cuando nos visitaron en 2014 «sólo» eran una de las bandas más fuertes de la última jornada, para la edición de este año vuelven ya como uno de los cabezas de cartel y grandes atractivos del festival.

Su paso por el WiZink Center, en formato ‘ring‘, nos dejó dos ideas claras: La capacidad innata de Dan Smith como frontman y la importancia que tienen en sus actuaciones los medios audiovisuales. Toda una exhibición por parte de estos ingleses que consiguieron trasladar totalmente el tono de su último disco al escenario. Una muestra de ello fue la presencia en Madrid de los dos protagonistas de la portada de Wild World que no quisieron perderse la cita y pudieron vivirlo desde las alturas.

Dos pantallas en los laterales del escenario complementarían el directo con vídeos e imágenes cuyo protagonista sería el característico presentador-político de ‘Fake it’. Estos servirían de nexo de un concierto orientado para ser vivido cual programa de televisión. Bueno, exceptuando la ausencia de anuncios y la música en directo en lugar del playback. 

Tras la breve introducción que precede el videoclip de ‘Send Them Off!’, esta salió disparada con una potencia cuyo impacto sobre el público provocó el inicio de la entrega y delirio de este, especialmente en las primeras filas. ‘Laura Palmer’, una de las canciones más representativas de la banda y a la que deben gran parte de su fama, sostuvo un éxtasis inicial que se mantuvo con ‘Warmth’ y ‘Snakes’, ambas del disco de 2016.

Tras ellas llegó la primer sorpresa de la noche: Dan terminó cantando ‘Flaws’ entre la multitud y fue entonces cuando el concierto comenzó a volverse todavía más épico e intenso. ‘Lethargy’ y ‘Things We Lost In The Fire’ fueron el punto de inflexión. Incluso el público que estaba allí por compromiso o simplemente por curiosidad terminó contagiado por esos aires heroicos que transmiten estos ingleses que prosiguieron allanando un camino (ya casi asfaltado tras dos canciones) con temas de su primer disco como ‘The Draws’ y ‘Bad Blood’ junto con ‘The Currents’, The Anchor’, ‘Four Walls’ y ‘Blame’ del segundo.

‘Of The Night’ entonada desde el segundo escenario por Dan, ‘Fake It’ con su correspondiente videoclip de fondo, ‘Glory’ y ‘Good Grief’ parecían la última ronda de disparos musicales ante un público entregado y con ganas de más. Tras un breve parón durante el cual el escenario se quedó totalmente a oscuras y el murmullo comenzó… un foco comenzó a alumbrar en medio del pabellón apuntando a unas aparentes gradas vacías.

En ese instante los primeros acordes de ‘Two Evils’ comenzaron a sonar. Efectivamente, la segunda sorpresa de la noche llegó de la mano de Dan y Will, quienes subieron hasta allí para mostrar, una vez más, que los pequeños detalles pueden marcan la diferencia.

Por supuesto, el concierto no podía terminar sin «la canción», por lo que ambos miembros volvieron al ring para invitar a Frenship y Rationale, sus teloneros, para que les acompañasen durante sus últimas canciones, ‘Icarus’ y ‘Pompeii’. Un bonito gesto que despidió un concierto en el que se demostró que todo lo que se dice de Bastille es cierto y que lo visto en los festivales sólo era una muestra de su potencia.

Si te quedaste con ganas de más en el concierto, quieres revivirlo o no pudiste estar en él, te dejamos aquí el setlist completo para que puedas escucharlo cuando quieras y donde quieras:

 

Puntuación de los lectores
[Total:3    Promedio:3.7/5]

About Pablo Lafarga Ostáriz

No vivo de la música, vivo gracias a ella.

View all posts by Pablo Lafarga Ostáriz →