Crítica: Raúl Beckett y la honestidad en un viaje

Raúl Becket, el ex-guitarrista de Carlos Sadness, se aventura con pop orgánico y sinceridad


Si juzgas al disco por su portada te llevarás una sorpresa. la fotografía parece el clásico guitarrista de folk, pero es más que eso. Su sonido está lleno de un pop orgánico y acertados arreglos que van más allá del simple folk al que estamos acostumbrados.

Sotoyama y la Ciudad Jardín es el primer EP de Raúl Beckett, quien nos prepara para el LP que saldrá a inicios del 2018. Sus cuatro canciones nos llevan a un viaje en solitario, un autodescubrimiento que nos invita a no volver a ser los mismos La primera canción es ‘Satomaya’, se nota la influencia de los paisajes que lo rodearon al escribir la canción, el eterno viajero que ha visto cientos de cosas. Desde ahí el pop orgánico suena…. para en la siguiente canción, ‘Vancouver-Calgary’, encontramos el fin de una relación que llegó a ser tan hermosa como infernal. ¡Dispárame! Sabíamos que esto iba a acabar así.

Pasando la mitad del EP se encuentra ‘Árboles’, una canción más lenta pero con buen ritmo, demostrando que algunos arreglos bastan para que una canción se pueda disfrutar plenamente. Para cerrar, nada mejor que una simple guitarra y una letra directa, ‘Salvaje – Acústico’, naturaleza, paisajes… y ese alguien que se va transformando para terminar solo, en la vida salvaje.

En este EP se queda plasmada una parte de la vida de Raúl —los últimos dos años para ser precisos—, mostrando sus claras influencias de artistas como Ryan Adams, The War On Drugs o Neil Young, entre otros.


7.5 /10


Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:5/5]