Crítica: La evolución influenciada

Resultado de imagen de gatomidi the flowers

El primer LP de Gatomidi muestra una clara evolución del sonido propio con agradables influencias


El orgullo de Mota del Cuervo nos entrega un disco lleno de influencias que —dicho sea de paso— le sientan muy bien. Todo para poder disfrutar la evolución de su sonido oscuro a un postpunk, noisepop… mezclado con grunge, algo de garaje y happypunk, donde el delay y el overdrive juegan un papel central.

The Flowers’ Cavern (Molusco Discos & Autoeditado, 2017) es un álbum más preparado, con sonidos más sobrios y maduros. Parte de esto tendrá que ver el hecho de ser grabado en una antigua sala de refrigeración para flores -de ahí el título- que fue adaptado como estudio de grabación. Claro que también a la propia evolución de la banda, la química que tienen los tres miembros de la banda se nota de inmediato.

El disco contiene cierta versatilidad, iniciando con ‘Have Fun’, una canción alegre que, si bien no describe a todo el disco, nos prepara para el cambio que se viene. ‘Stay’ -con el estilo de la década de los 90’s-, ‘If You Want’, ‘Feel High’ y ‘Space’ —las tres llenas de delay— se apoderan de esta parte balanceada del álbum. ‘Walking Around You’ tiene una clara influencia marcada por The White Stripes: en la batería —todo un placer escucharla— y en el riff, ambos aspectos bien marcados. No por nada es la canción más escuchada del disco en Spotify.

‘Na Na Na’ es una canción para disfrutar en concierto: por el coro, por el cambio de voces y por este lado bailable casi imposible de controlar. Un tema que desde su intro con el bajo ya sabes que no estarás quieto —sabia decisión—. Te deja brincar, gritar e iniciar el descontrol. Al contrario ocurre con ‘Love is Overrated’, donde la melosa voz de Jimena te lleva de la mano a un paseo en el que puedes ir disfrutando el paisaje mientras gritas a todo pulmón “¡Loves is overrated, I hated!”, el noisepop haciendo de las suyas.

El tema más ambicioso sería el cover a The Velvet Underground titulado ‘I’m Waiting for the Man’. Solamente les diría: muy bien hecho chicos, muy bien hecho. Para cerrar tenemos a ‘The Fortunate Ones’, otra buena canción con tremenda influencia del Britpop. Nolasco se hace notar muy bien con la voz… por no decir que se luce y te deja esperando que siga otra canción que continúe con el ambiente creado.

La mezcla que se logra es sobresaliente, si bien la batería no luce tanto como el bajo —cuidado, eso no quiere decir que sea mala— se encuentra muy bien marcada y ejecutada. Los sintetizadores cargan con electricidad el ambiente y la distorsión de la guitarra acompañada con el bajo nos brindan un buen disco que pone alto el estándar en el terreno indie


7.5 /10


Puntuación de los lectores
[Total:3    Promedio:4.3/5]