Crónica Fib 2017: Jornadas del Sábado y Domingo

Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte… Mura Masa, Dua Lipa o Kaytranada se coronaron en la fiesta de los Red Hot


Todos los años, a mediados de julio, miles de personas parten rumbo hacia Benicàssim para asistir al FIB, uno de nuestros principales festivales. En el caso de la edición de este año, desde el lunes se han reunido en el camping multitud de personas (la mayoría ingleses) dispuestas a beber, tostarse al sol y, sobre todo, a disfrutar de las jornadas de conciertos que empezaban el jueves y terminaban el domingo.

Este año han sido 177.000 personas las que han acudido y pasado por el festival a lo largo de sus cuatro días, siendo el día con mayor afluencia el sábado con 50.000 personas. Efectivamente, el día de los Red Hot Chili Peppers, Biffy Clyro, Liam Gallagher, Peter Doherty y compañía.

Un éxito de asistencia gracias a un cartel que ha conseguido juntar grandes nombres como, además de los citados para la jornada del sábado, KasabianThe Weekend, Kaytranada, Temples, Mura MasaFoals o Deadmau5.


Sábado (15 de julio)

El día grande del festival, se notaba un ambiente de euforia gracias a la gran afluencia de público… como las colas desde primera hora de la mañana para conseguir estar en primera fila en los Red Hot Chili Peppers. Pero antes del concierto estrella había grandes artistas.

Entre ellos, empezamos el día viendo a Mala Rodriguez, que demostró porque es un referente en la escena femenina del rap en español. Ella y cuatro bailarinas se comieron el escenario ofreciendo un gran show.

Transcurría la tarde y se empezaba a llenar el escenario principal. El motivo, Liam Gallagher. Con un comienzo increíble en el que desempolvó clásicos de Oasis como Rock ‘N’ Roll Star’ y Morning Glory’ manifestaba que no había perdido ni un ápice de su liderazgo en el escenario. Tras ello, siguió con canciones de su disco As You Were terminando con Be Here Now’ y la omnipresente Wonderwall’, que fue el colofón a una gran actuación por parte del compositor y cantante Inglés.

Tras el concierto de Liam Gallagher, tocaba el turno de los principales artistas del cartel, los Red Hot Chili Peppers. Arrancaron con una intro de varios minutos por parte de Flea, Smith y Klinghoffer, que calentaban el ambiente hasta que saliera Anthony Kiedis y pusiera el escenario patas arriba tocando ‘Around The World’ para luego proseguir con ‘Dani California’ y ‘The Zephyr Song’, grandes clásicos del grupo que marcaron un inicio estupendo. A partir de ahí, hubo un ligero bajón debido a las canciones de su nuevo disco como Dark Necessities’‘Go Robot’, que intercalaron con covers como ‘I Wanna Be Your Dog’ de The Stooges y canciones clásicas como ‘Californication’ ,‘By The Way’ y el gran ‘Under The Bridge’. Para finalizar, un energético ‘Give It Away’ con el que se iban triunfales.

Un concierto en el que se echaron de menos muchas canciones famosas de la banda californiana, especialmente ‘Snow (Hey Oh)’, que hubiera sido un detalle para las personas que llevaban horas haciendo cola. Se les vio un poco cansados y les falló tanto el setlist como el sonido para un concierto memorable. Exceptuando esos fallos, nos dejaron un buen sabor de boca.

Como tema aparte, en una pausa sucedió algo lamentable y que espero que no se vuelva a repetir en ningún escenario. Uno o varios cámaras apuntaban a las distintas chicas para que enseñaran sus pechos y si alguna se negaba, la seguían enfocando para forzarla mientras se llevaba los abucheos del público. Un espectáculo pésimo y que la propia dirección del festival debería corregir para que no volviera a suceder.

Posteriormente al concierto de los Red Hot Chili Peppers, tocaba cambiar de género hacia la electrónica y nos dirigimos a ver a Mura Masa. El británico de Guernsey, acompañado de una cantante, demostró por qué es una de las figuras del momento de la electrónica con ese sonido tan característico que demuestra en sus canciones Love$ick’ o ‘1 Night’. Sin duda, Mura Masa es uno de esos artistas destinado a marcar la dirección del pop y su fusión con la electrónica de los próximos años.

A continuación, tuve el placer de asistir a los últimos momentos del concierto de Biffy Clyro y me pareció brutal. Según ellos, su mejor concierto en España. Se dejaron el alma entera sobre el escenario e incluso podías ver a la gente emocionada con sus temas. Una increíble actuación por parte del grupo escocés.

Ponemos la guinda a la jornada del sábado viendo a TCTS, con quien disfrutamos de un gran set de uk house trazado sobre una gran selección de temas como ‘Low Frequency’ de Denney o su gran conocido Do It Like Me’.


Domingo 16 de julio

Último día de festival. Han pasado muchos artistas de nivel a lo largo de estos días y, aún así, tiene un cierre de categoría. Se nota un ambiente cansado por el descontrol de los últimos días pero con la ilusión de afrontar el último con fuerzas.

Empezamos la jornada con Dua Lipa y, qué decir. Solo me salen grandes palabras para este talento. Con su debut recién publicado ya demuestra por qué va a ser una de las grandes figuras del pop. Un directo lleno de energía, acompañada de una banda y haciendo gala de una voz de esas que no puedes sacarte de la cabeza una vez la escuchas.

Después de este tremendo directo, de lo mejor del festival, cogemos fuerzas para ver a Years and YearsLa banda británica de synth pop nos regaló un concierto de gran intensidad para su género, con grandes temas como ‘Eyes Shut’, ‘Desire’ y el conocido por todos King’, con el que el público se volcó de manera especial.

Era hora de pasar al bando del indie y ver a nuestros Love Of Lesbian. Me gusta pensar que en ese escenario Visa nos reuníamos ese pequeño porcentaje de españoles entre tanto extranjero y que iba a ser algo especial. Y, efectivamente, así fue. Santi Balmes lo sabía y quiso perpetrar una comunión especial entre el público y la banda que se culminó con Incendios de Nieve’ en la que el público y banda por fin se hicieron uno.

Terminando el concierto, tuvimos que tomar una de las decisiones que todo festivalero ha tenido que tomar alguna vez: dividirse entre dos artistas. En este caso, Kaytranada o Kasabian.

Empezamos con el primero, Kaytranada. Lo definiría sencillamente como impresionante, te hace bailar aunque no quieras. Su gran variedad de estilos enfocados al r&b, la electrónica y el hip hop hace que empalme una sesión con sonidos frescos y en la que no dejes de mover el esqueleto. Para mi fue una de las mejores actuaciones de todo el festival, imposible marcharse.

Después de estar bailando durante la hora que duro el set me fui corriendo para ver el cierre de Kasabiandonde tuve el placer de ver la gran contundencia con la que se presentan. También un especial cierre con su archiconocido tema Fire’. Con él nos despedimos del festival por todo lo alto.


CONCLUSIONES

Este ha sido un FIB con contrastes, apostando por una música más comercial pero a su vez poniendo un contrapunto trayendo a artistas que marcaran el sonido de los próximo años. Sin duda, este cambio de tercio respecto a ediciones anteriores les está saliendo muy bien. Un aspecto negativo a tener en cuenta,  y es que para ser uno de los principales festivales del país deberían cuidar más los escenarios, bastante pobres para un festival de su nivel y sobre todo con actuaciones principales que siempre se quedan cortas cuando otros festivales apuestan por darle mas duración a los cabezas de cartel.

FIB 2018

Ya se han anunciado las fechas del año que viene, la próxima edición del festival celebrado en la ciudad de Benicàssim tendrá lugar los días 18, 19, 20, 21 y 22 de julio. Los abonos están a la venta por un precio de 100€ hasta el 31 de agosto y se pueden comprar en la página oficial.

 


Fotografías: Recinto, ‘Liam Gallagher’ y ‘RHCP’ del FIB; ‘Dua Lipa’ de Muzikalia y ‘Mura Masa’ de Xavi Torrent.

Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:5/5]