Crónica Live for Madness 2017: La locura sigue creciendo

live for madness

El festival de Orense Live for Madness regresa otro año más para poner la nota extrema a la entrada del otoño con Crisix o Morphium


Ourense es conocida como a terra da chispa”, y por sus calles resonarán eternamente las canciones de Los Suaves, pero su vinculación con las guitarras distorsionadas sigue estando muy viva gracias, en parte, al festival Live for Madness.

Este año se celebraba su séptima edición y hemos notado el gran salto de calidad que ha dado comparado a las ediciones anteriores.

Todos los años se proponen mejorar y aunque el emplazamiento sigue siendo el mismo —nada negativo ya que en las fechas en que se realiza creemos que es una de las mejores ubicaciones de la ciudad—, el cartel ha dado un salto de calidad con bandas de primerísimo nivel nacional como Crisix, In Mute o Morphium.

En el resto de apartados a valorar, el festival cumple con creces, seguramente ese sea el motivo por el que ha sido finalista este año en dos categorías de los premios Iberian Festival Awards.

Aunque en pequeño formato, el Live for Madness tiene unas instalaciones óptimas, contando con una amplia zona de lavabos, zona de merchandising, suficientes barras para bebidas y puestos de comida incluyendo menú para vegetarianos. Y además colabora con el banco de alimentos de la ciudad destinando el 5 por ciento del precio de la entrada y las donaciones en alimentos que hacen los asistentes.

Con todo este previo y sabiendo la fidelidad de las asiduos a estos estilos más extremos, solo quedaba por ver el rendimiento de las bandas sobre el escenario. Con gran puntualidad fueron saliendo los seis grupos que conformaban el cartel, empezando por los gallegos Tálesien, que empezaron a calentar el ambiente con ese metal melódico que desde 1999 llevan repartiendo por toda la península, de corte clásico y grandes solos de guitarra con buen equilibrio entre la técnica y la expresión ejecutados por Nano Viquendi.

Con Somas Cure, los siguientes en salir al escenario, el recinto ya se estaba llenando, así que no dejaron escapar la oportunidad de sorprender al público. Y es que experiencia nos les falta después de haber tocado en festivales como el Download. Nos regalaron buenos riffs de guitarra con una buena fusión entre el metal clásico y el moderno.

El punto de inflexión lo puso In Mute, una de las bandas más esperadas del festival, y es que su puesta en escena es brutal. Su líder, Steffi, tiene una técnica vocal exquisita y proyecta mucho carisma sobre el escenario, eso hizo que empezara la juerga entre el público, ansiosos por anzarse a walls of death, circle pits y mosh pits. In Mute nos hizo disfrutar de temas como ‘Waiting’ o ‘Human Obsolescence’ con un directo muy bien ejecutado.

live for madness

Si hablamos de presencia sobre el escenario, también tenemos que hablar de Morphium, siguiente banda en salir a escena. México, Rusia o China ya han disfrutado de esta banda de Girona con un potente metal en el que combinan muy bien pasajes melódicos con grandes guturales muy bien elaborados por Alex Bace. Entrega total sobre el escenario, Morphium demostraron la fuerza de su directo con canciones como ‘Away From Myself’ o ‘What Lies Behind Words’.

Llegaba la hora de Crisix, y si a los de Igualada les das el recinto lleno y el ambiente con muchas ganas de seguir con la fiesta, es fácil que revienten el festival… como así fue.

Esta banda es un referente a nivel europeo, combinan un potente y técnico trash metal con mucha energía y dosis de diversión sobre el escenario. Busi, su guitarrista, toca entre el público en medio de los circle pit; Julia Baz, cantante, organiza los wall of death. Estas interacciones también las pudimos ver con In Mute o Morphium. Crisix nos dio auténticos bombazos auditivos como ‘Bring ‘em to the Pit’, ‘Ultra Thrash’ o la versión del ‘Antisocial’ de Trust reconvertida al thrash por Anthrax.

 

La última banda en subir al escenario fue la representación local Scent of Death, auténtico lujo de agrupación cuyos inicios se remontan a 1998 y que despliega sobre el escenario un ultra técnico brutal death metal. Pudimos dar buena cuenta de ello con temas como ‘Awakening of the Lia’ o ‘Extreme Body Modification’. Un cierre a la altura de esta edición de la que nos llevamos un muy buen sabor de boca y la sensación de que a este festival le quedan muchos años creciendo y cosechando éxitos.

En esta crónica no he querido extenderme mucho ya que esta vez queremos que las imágenes hablen más que las palabras y para ello os dejamos este vídeo-resumen que hemos hecho de esta VII edición del Live For Madness Metal Fest.

Puntuación de los lectores
[Total:4    Promedio:4.8/5]