Crónica: Pimp Flaco, Kinder Malo y el trap

Estuvimos en el Ochoymedio viendo a estos estandartes del trap estatal. Te lo contamos


El trap está viviendo momentos clave en su desarrollo dentro de nuestras fronteras. De una posición más underground recluida a círculos cerrados y a vídeos en YouTube, se está empezando a acometer una emergencia, una salida a la superficie del reconocimiento popular. Ya lo han conseguido en parte BejoC. Tangana con su colectivo Agorazein y Yung Beef con PXXR GVNG aka Los Santos, y Pimp Flaco y Kinder Malo, la pareja Dora Black, están llamados a ser los siguientes desde que ficharan con Subterfuge a finales del año pasado. Desde entonces han conocido el éxito gracias al viral vídeo de ‘Chemtrails’, la canción de la avioneta, para la revista digital Colors Berlin, que se ha convertido en todo un hito de nuestro trap, y están envueltos en una gira por salas que verá su culmen en el Sónar de Barcelona.

Así que allí estábamos, el viernes en el Ochoymedio y sin saber muy bien a qué nos enfrentábamos. El ambiente, ya de origen, resultaba cuanto menos curioso. Traperos tipo se camuflaban entre hipsters, barbudos y maduritos interesantes, entre chicas más voluptuosas y otras más intelectuales y entre políticos y músicos de canción protesta (andaban por allí Andrea Levy y Nacho Vegas -!!!-), y a calentar el escenario salió Hacha sin atraer mucha atención y «rapeando» en catalán.

Cuando salieron Pimp Flaco, Kinder Malo y compañía, yo flipé. Con DJ y Astra apoyándoles como banda (un bajo, una guitarra, un batería y un sintetizador, ojo), llevan una puesta en escena elaborada, con los visuales coloreados con el rosa y el celeste que han hecho suyo tras el pelotazo de Colors Berlin y con ellos vestidos con sudaderas blancas de Dora Black, con una depuración casi clínica. La banda les abandona hacia el tercer o cuarto tema, es cierto, y vuelve solo al final, acompañándoles en los temas que mayor elaboración exigen y con los que se han ido atreviendo en los últimos tiempos, como el ‘Me Da Igual’ en el que Pimp Flaco colaboraba hace unas semanas con miembros de Manel o el oscuro ‘Beso Negro’ de Kinder Malo (uno de los mejores ejemplos del trap español), que adquieren posición protagonista hacia el colofón final. También les dan cobertura en la inicial ‘Serán Las Gafas’ (temazo) o en la regetonera ‘Sí O No’, que representa muy bien el rollito sad boy que tanto le gusta al Flaco.

Lo que está claro es que estos chavales hacen lo que les sale de la polla y están orgullosos de ello, y que mientras vomitan chorradas machistas que forman parte de la pose y que no parecen creerse mucho ni ellos mismos, también dicen frases con mucho más sentido del que parece, como las que escupe Kinder Malo en ‘La Ley De Eddie Murphy’ o Pimp en ‘Cabello De Ángel’, que es curiosamente un intento más cercano al hip hop más clásico, o en la descomunal ‘Water Boys’ («tú sigues con swag, te crees muy moderno y de eso hace ya cuatro inviernos. Estáis to’s p’atrás pero eso lo entiendo, en España va todo muy lento [esto es el estribillo]»).

El repertorio de Flaco es el más versátil de la pareja, con los mencionados coqueteos con el rap, el regetón o el indie pop, y deja clara la enorme influencia de Residente (líder de Calle 13) en el fraseo tanto en sus pequeños arranques a capella como en su tema más trap, el antes referido ‘Water Boys’, pero deja en manos de su hermano Kinder Malo el verdadero peso del trap, donde él ha estado siempre mucho más inspirado. Este directo no sería, ni de lejos, lo mismo sin ‘Sombra Y Luz’, sin ‘Bon Voyage’ o sin la recién estrenada ‘El Banquero De Dios’ (en la que hace referencia al fichaje de la pareja por el Sónar), que ponen su producción en la punta de lanza del trap estatal con un beat denso, oscuro y ritmos más aspirados a veces y más contudentes y pesados otras.

Lo mejor de la noche, cómo rompen la sala con ‘Chemtrails’, donde los dos conectan a la perfección, y ‘Sintigo’, que pone el broche final explotando las posibilidades de la banda reproduciendo en vivo el sample del ‘We Are The People’ de Empire Of The Sun sobre el que está sustentado la canción. O mejor, haber entendido que estos dos chavales de Barcelona están preparadísimos para tumbar el Sónar.

Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:3/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →