PAVVLA: “No sé no escribir”

Hablamos con la revelación más brillante del 2016, PAVVLA, sobre pasados, presentes y futuros; sobre tiempos verbales


La joven Paula Jornet, con apenas 20 años, se muestra más sensata de lo normal. Es una chica alegre, divertida, pero muy bien estudiada en la manera de moverse, de expresarse, de contenerse. “Llevo toda mi vida, desde que tenía cinco años, subida en escenarios”. Se nota en esa actitud a medias consciente e inconsciente del torbellino de éxito en pequeñas y sólidas cápsulas en el que está sumergida desde que emergieran con relativa fuerza dos canciones (‘Skin’ y ‘Young’) en YouTube, que despertaron la atención de los principales medios especializados de Barcelona y corrieron como la pólvora por el resto de España. “Yo aún no lo entiendo”, confiesa, “creo que plataformas como Binaural o Indiespot han ayudado un montón, y que también es suerte: que te escuchen y les gustes… lo que puede hacer un artículo”.

Ya llamó la atención tras su actuación en el Monkey Week, pero fue su aireado triunfo en el Primavera Club, por delante de artistas como Porches, lo que la puso en la plataforma de despegue. “Cuando me dijeron que tocábamos en el Club, yo estaba comprando en un súper como súper normal, y recibí el whatsapp y dije: ‘no puede ser, hay un error'”.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=n5Ogz7mhE2E” align=”center” maxwidth=”1200″/]

Desde entonces no ha hecho más que recibir grandes noticias, como los habituales sold-outs en su Barcelona natal, los dos que acaba de empalmar en Madrid, con apenas un mes de diferencia, la confirmación (casi evidente) de su actuación en el próximo Primavera Sound y, por encima de todo, el correo que recibió Meri, su manager en Luup Records, del SXSW Festival de Austin. “Marchamos en dos semanas y es la primera vez que yo salgo de Europa, y para tocar”, me comenta emocionada, con el brillo en los ojos del que está muerto de hambre de mundo. “Yo no me lo esperaba para nada… enviamos la solicitud hace muchísimos meses y pasó el tiempo y me olvidé por completo. Es un festival que hace muchos años que sigo, y cuando grabamos el álbum con Aleix (Iglesias), batería y productor, bromeábamos: ‘cuando me lleves a América’ y tal, pero en broma, como si dices que nos vamos a los Grammys. Pues estábamos en Madrid, íbamos a tocar en la Berlanga y, cuando acabamos el soundcheck, Meri nos llama y nos dice que ha recibido el e-mail del South by Southwest … creo que empezamos a gritar y a liarla”.

“Cuando nos llamaron del Monkey Week y del Primavera Club solo teníamos dos canciones publicadas… Yo aún no lo entiendo”

Su primer disco, Creatures, se publicó el pasado noviembre bajo el sello independiente Luup Records y acabó formando parte de la mayoría de listas de lo mejor del año, incluida la nuestra. Para PAVVLA, lo fundamental es que recoge el momento que estaba viviendo, y cómo la música fue cobrando protagonismo en su vida de forma progresiva: “Ya tenía planeado lo de Inglaterra antes de Luup. Acabé bachillerato, no quería entrar en una carrera y tenía unos ahorros… tenía claro que quería vivir un año fuera de casa, lejos, y la música era lo que más disfrutaba y quería aprender más. Encontré una escuela que me gustaba mucho (la BIMM de Brighton) y dije: ‘bueno, pues me voy un año a centrarme solo en eso’. Y salió bien”.

Sobre esa suerte de erasmus vital, la joven que un día formara parte del elenco de la serie La Riera dice: “Fue toda una experiencia, aprendí un montón a tocar delante del público. Allí hay más tradición de micros abiertos, estaba en una universidad de música… me apunté y me enganché bastante, y te quita la vergüenza porque hay gente muy, muy mala y gente muy, muy buena”. En ese momento se hacía fuerte tocando sola; ahora confiesa que lo que de verdad le gusta de tocar es la banda.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=FtlrwBOtc4I” align=”center” maxwidth=”1200″/]

Por otro lado, es capital en la consecución de Creatures el interés que desde el primer momento mostraron los de Luup, y que Paula insiste en resaltar: “Me encontraron por internet, Meri me escribió por Twitter y me dijeron que si quería grabar un álbum o, en ese momento, dos canciones”. Cuando ella les dijo que sí pero que se iba a Inglaterra un año, lejos de echarse atrás, mantuvieron en el aire la propuesta. “Vine aquí un par de semanas por Navidad y les envié un mensaje por probar; pensé que después de tanto tiempo dejarían de estar interesados. Y no, me dijeron que me reuniera con ellos… Todo era un proyecto muy pequeño, sin dinero y nadie nos iba a decir que íbamos a estar aquí ahora. Regresé a Inglaterra sabiendo que lo más probable era que grabáramos un disco en verano. Dos o tres canciones están escritas de tiempo, pero el resto lo escribí allí, en mi habitación de Brighton… de hecho ‘Should’ve Known Better’ era en principio un ejercicio para clase de composición”.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=uerMk1jSqAc” align=”center” maxwidth=”1200″/]

El mismo apoyo que mostraron durante el proceso de producción: “Nos tomamos un montón de tiempo y libertad a la hora de hacer el disco porque no teníamos ni prisas ni pressing de nadie —me dice mientras desliza una mirada cómplice a su manager—, y estuvimos un par de meses haciéndolo. Si quedábamos tres días y nos agobiábamos, decíamos: ‘eh, dos días de descanso’. Y creo que esto es una gran suerte”. Cuando le pregunto por influencias, a parte de las más aireadas de Daughter y James Blake, se muestra, además, bastante audaz.Sampha me pierde, los sonidos que crea me gustan mucho. Y quizá no lo parece pero para muchos beats y baterías Aleix y yo escuchábamos mucho a Drake y Kanye West… casi obsesión”.

Al futuro le pide seguir tocando y aprovechar al máximo. “… Y preparar un segundo álbum. No sé no escribir… es como mi diario. Otra cosa es que las canciones me gusten, que habrá un par. Quizás vamos sacando temas antes del álbum para ver cómo responden”. Uno de aquellos lo presentó en el concierto de después, en el Café La Palma en el que unas horas antes habíamos hablado. Junto a su disco y a dos fantásticas versiones, ‘Do I Wanna Know’ de los Arctic Monkeys y ‘Drop The Game’ de Flume con Chet Faker. Lo que vimos, sin duda, es un diamante en bruto que puede encarnar la química y el momento que un día hicieron grande a Russian Red.


PAVVLA actúa a las 12:20 del miércoles 31 de mayo en Primavera Day Pro y el domingo 4 de junio a las 23:00 en La [2] de Apolo, dentro del Primavera Sound Festival.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →