20 joyas del Primavera Sound (II)

Segunda entrega de nuestra serie de selecciones imprescindibles del Primavera Sound 2017


Para esta segunda entrega, además de seguir ofreciendo artistas “nuevos” o relativamente desconocidos, te proponemos alguno con una trayectoria más consolidada pero dentro de géneros menos frecuentes en festivales de estas características. Es el caso de los primeros de esta lista. Continuamos con nuestra selección bándala de joyas del Primavera Sound 2017

11. Gojira

Escenario Primavera; jueves 1, 21:35 h
Coincide con: The Molochs; el final de Solange y el principio de Bon Iver.

No son desconocidos. Gojira llevan desde los albores del milenio encomendados al ritmo devastador y a los riffs monstruosos. Pero quizá para el público general del Primavera Sound, menos familiarizado con el metal, sea necesario hacer la presentación de la banda de los hermanos Duplantier. Cabeza de cartel de cualquier festival especializado (este año también estarán en el Download), los franceses Gojira han evolucionado siempre en busca del elemento melódico, que envuelven con una perfecta máquina instrumental que mide cada golpe de batería y cada nota de guitarra con precisión quirúrgica, que hace del doble bombo y de la violencia abrasiva el alma de su rugido. Presentarán Magma, su disco más directo hasta la fecha, descomunal compendio de death metal progresivo que sabe incluso hacer más pantanosos a Black Sabbath (‘Yellow Stone’).


12. Formation

Sala Barts; miércoles 31, 00:15 h.
Coincide con: Retirada! y un rato de Kate Tempest.

Desde el sur de Londres llega este dúo de dance punk con ínfulas de LCD Soundsystem que ha abierto para Foals y que ya ha sido alabado por NME igual que vilipendiado por Pitchfork. Fuera extremos, su primer disco Look At The Powerful People ofrece una buena cantidad de balas para quemar en directo, adelanta a unos Kasabian que han fallado estrepitosamente con su más reciente trabajo y llega a recordar a veces a unos Queens Of The Stone Age sintéticos, quizá recogiendo la influencia que estos ejercieron en su día en los últimos Arctic Monkeys.


13. S U R V I V E

Escenario Pitchfork; jueves 1, 00:20 h.
Coincide con: Slayer y Death Grips.

Después de traer el año pasado a John Carpenter, de quien beben mucho estos Survive, no nos extraña que el Primavera Sound siga explorando el maravilloso mundo de las bandas sonoras e incluso nos atrevemos a soñar con Hans Zimmer para la próxima edición. Estos chicos de Austin, que han ganado notoriedad en el último año gracias a su trabajo para el exitazo de Netflix Stranger Things, asientan en ese revival de thriller ochentero sus principios sonoros: sintes oscuros y desafiantes, una ambientación brumosa, oscura y nocturna y el tímido y lúbrico alumbrado del neón. Con una épica mucho más retenida y malrrollera que la exhibida por M83 (el terror y la tensión que genera son una de sus principales fuentes de inspiración) y con un trabajo sintético más afilado que el de Kavinsky, Survive pueden ser uno de los mejores ejemplos del synthwave contemplativo y fílmico de la actualidad. Un placer para los oídos. Y para la vista.


14. Sinkane

Escenario Primavera; viernes 2, 19:20 h / Acústico en Escenario Firestone; viernes 2; 18:00 h / DJ set en Escenario Desperados Club; viernes 2, 13:30 h.
Coincide con: El concierto con Mitski, y el acústico con Belako. El DJ set con madrugar…

Otra perla de DFA, el sello de James Murphy, el proyecto del londinense de ascendencia sudanesa Ahmed Ballad combina el funk, el r&b, el soul y el kraut con el pop y el rock sudaneses (apegado este último a un cierto hipismo psicodélico, como en ‘Fire’) y la electrónica para ofrecer una propuesta ecléctica y llena de color que rompe las barreras de la world music y que asienta en los orígenes más radicales del ritmo. Entre sus credenciales está el haber sido músico de sesión para Caribou, Yeasayer u Of Montreal, además de su papel como director musical del supergrupo de electro funk nigeriano Atomic Bomb! Band, compuesto entre otros por Alexis Taylor, Pat Mahoney, Money Mark, Damon Albarn, David Byrne y Dev Hynes, pero no hay mejores que temazos como ‘Jeeper Creeper’ o ‘Telephone’.


15. Kate Tempest

Sala Apolo; miércoles 31, 00:40 h / Escenario Adidas Originals; jueves 1, 23:30 h.
Coincide con: el miércoles con The Wedding Present y el jueves con Slayer y Death Grips.

2016 fue un gran año para el rap politizado y reivindicativo, pero el segundo disco de Kate Tempest no constituye simplemente un ejemplo más dentro del género. Esta joven licenciada en filología ha demostrada siempre una ácida inteligencia, un delicioso y agudo manejo de la palabra y un talento innato para contar historias complejas con certeras alegorías, sutiles metáforas y explícitas verdades como puños. Así, ha sido la británica más joven en ganar el premio de poesía Ted Hughes con su primer poemario, y en la actualidad ya tiene dos, una novela y una carrera en la música que termina ahora de consolidarse. Su flow es del todo narrativo, puro spoken word conducido por ritmos dub y rodeado de una música electrónica y oscura que a veces se acerca al dance punk (‘Europe Is Lost’) y otras a un estilo más reposado y sintético y puede pasar de una intelectualidad algo impostada a una autenticidad rabiosa e impactante. Se atreve también a hacer algo parecido a cantar en ‘Pictures On A Screen’ o ‘Perfect Coffee’, donde además recuerda en el fondo a los Mogwai de ‘Remurdered’. Ha crecido en los brazos de Massive Attack o Portishead, cuya influencia también dota al sonido de una oscuridad industrial.


16. Jardín de la Croix

Escenario Adidas Originals; sábado 3, 20:05 h.
Coincide con: Van Morrison y Angel Olsen.

Conocí a Jardín de la Croix por casualidad el año pasado en un Gastrofestival de Madrid celebrado en el centro Conde Duque (¿tendrá que ver con esto Almudena Heredero, directora de Primavera Pro y coordinadora de dicho evento?). Presentaban Circadia e inevitablemente pensé en Toundra. Las dos bandas madrileñas parten de los parámetros del rock instrumental progresivo, pero Jardín de la Croix sustituyen la contundencia y el organicismo de Toundra por una mayor abrasión y ritmos más cambiantes, acercándose más al math rock y endureciéndose a veces hasta el metal. Fue un enorme descubrimiento y aún sigo flipando con ‘Seventeen Years To Hatch An Invasion’ y su vuelta al mundo en siete minutos. Una prueba más del excepcional momento que atraviesa el género y todas sus derivaciones en nuestro país, sin nada que envidiar a otros grupos internacionales.


17. Alexandra Savior

Escenario Pitchfork; jueves 1; 19:15 h.
Coincide con: Miguel.

La pujante Alexandra Savior ha dado el salto desde Portland de la mano de Alex Turner (diría que de Arctic Monkeys, pero para esta ocasión es más de The Last Shadow Puppets) con un debut, Belladonna Of Sadness (también producido por James Ford), que a veces parece demasiado tibio, en la línea del último álbum del proyecto revisionista de Turner con Miles Kane, pero que otras alcanza en la voz de la joven británica mayor intensidad. Si tenemos en cuenta que ‘Miracle Aligner’, de los mejores temas de Everything You’ve Come To Expect, lo coescribió Savior con el idolillo de Sheffield y en principio iba a formar parte del disco de esta, podemos deducir que pese a que parezca hablar a veces por la boca de Turner, ella tiene algo más que decir en este género. Desde la recreación de Nancy Sinatra, Alexandra Savior pasa del pop de los sesenta al rock de serpientes del desierto con tremenda sutileza y deja un sabor de Jack White meets Lana del Rey que en ‘Shades’ roza la perfección.


18. CLUBZ

Escenario Adidas Originals; sábado 3; 3:20 h.
Coincide con: DJ Dustin y un poco de Ferenc… ¡todos a ver a Clubz!

Orlando Fernández y Coco Santos saltaron a la palestra como CLUBZ en el verano de 2013. Son de Monterrey, México, y prefieren sentirse parte de una generación de bandas que le ha cambiado la cara al pop hecho en Latinoamérica durante esta década. Su fórmula consiste en la revisión actualizada del synth y el kraut de los ochenta (OMD, C-86, Cocteau Twins, Art of Noise), así como de los sonidos de la new wave (New Order, The Cure. Ellos mismos señalan la Movida como influencia), pero incorporando elementos como los mantras guitarreros de DIIV o la brillantez pop de The Drums o Beach Fossils. En su nuevo trabajo prometen un sonido más negro (su viraje hacia el funk ya comenzó con Épocas), que puede comprobarse en su último single, ‘Popscuro’. Nosotros les entrevistamos en 2015, cuando ya nos parecieron toda una revelación.


19. The Molochs

Escenario Adidas Originals; jueves 1, 21:45 h.
Coincide con: Gojira y con el principio de Bon Iver.

Este dúo californiano se ha quedado absorto contemplando el glorioso pasado sesentero de su estado en plena explosión hippie. Órgano Hammond afinado y guitarras brillantes, The Molochs revisan el pop de los sesenta desde todos los lados posibles, coqueteando con el country y con el folk, a veces con el rock y la psicodelia y siempre con las reminiscencias de Bob Dylan, The Byrds, los primeros Rolling o los Kinks. La propuesta no es nueva, pero siempre da gusto encontrar grupos con tanto desparpajo, más si dejan por el camino una canción como ‘The One I Love’, con algo de ‘La Bamba’.


20. Cigarettes After Sex

Sala Apolo; martes 30, 22:00 h.
Coincide con: con nadie; o con estar en Barcelona el martes…

Una rara avis, Cigarettes After Sex han ganado un reconocimiento y popularidad inusual con apenas nueve canciones publicadas (una de ellas, ‘Keep On Loving You’, es además una versión de REO Speedwagon), más aún defendiendo un estilo tan vaporoso, sutil y minimalista. Este proyecto de ambient pop onírico y brumoso asentado en Brooklyn y liderado por Greg Gonzalez se acerca a la versión más sedosa de Beach House tanto como a la más introspectiva de Cocteau Twins y actúa como la caricia reconfortante de una pluma, la misma que da imagen a su single ‘Affection’, uno de los que adelantan un debut homónimo que llegará el 9 de junio. A flor de piel, la música de Cigarettes After Sex retrotae a esos momentos de paz poscoital y los envuelve de una intimidad desnuda y cinematográfica, de exhalación hipotensa del humo del tabaco, logrando un precioso hilo narrativo desde la anonadada contemplación de un destello de vida. Cigarettes After Sex son capaces de invocar un brillante eco de melancolía en plena plenitud romántica. O lo que es lo mismo, son incapaces de acostarse contigo durante dos o diez horas y dejar que te marches; quieren disfrutarte siempre y, aun disfrutando de tenerte, lloran por el momento en que te habrás ido.


Quizá te interese:

http://www.bandalismo.net/2017/joyas-del-primavera-sound-2017-2/

Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:5/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →