Mercury Prize 2017: Nominados y apuestas

The xx, Kate Tempest, Ed Sheeran o alt-J optan al prestigioso premio británico 


Ya conocemos los nominados al Mercury Prize 2017. El prestigioso premio, que acostumbra a mostrarse bastante inspirado siempre en la elección de sus ganadores y ha impulsado carreras como las de The xx (que vuelven a estar nominados; ya ganaron el Mercury por su debut), alt-J (también lo ganaron con su debut, también optan este año), Arctic Monkeys o Franz Ferdinand, ha presentado la lista de candidatos a ganar este reconocimiento al mejor álbum británico. El ganador será desvelado en la gala que se celebrará el próximo 14 de septiembre en el Eventim Apollo de Hammersmith, y será elegido por un jurado independiente tutelado por la BBC.

Y como en Bandalismo nos gusta mojarnos, vamos a ordenar del peor al mejor a todos los candidatos. ¿Empezamos?


12. Ed Sheeran

Sobreproducido, poco inspirado, cansino, blandito… poco más que decir. Si Ed Sheeran se lleva el premio nos tiramos de los pelos.


11. alt-J

Relaxer es bueno, no lo vamos a negar, pero ni de lejos un álbum merecedor de darle a alt-J su segundo Mercury, menos si tenemos en cuenta que lo ganaron con An Awesome Wave, su debut, que era de hecho bastante más awesome que el que ya es su tercer disco.


10. The Big Moon

Vale que el Mercury suele (y bien hecho, porque debe) premiar a los nuevos talentos británicos. Que es fundamental para la industria de las islas impulsar el crecimiento de los artistas noveles para seguir potencia su efervescencia. Pero el mundo no está ya para cuartetos de punk, de pop de guitarras o de riot grrrl. Son buenas, han sacado un debut sólido que, por otro lado, no termina de aguantar el fuelle del directo (como comprobamos en este Tomavistas), pero no es lo que debería reconocer el Mercury en 2017.


9. Dinosaur

La cara inversa vale para esta banda que se mueve en la experimentación en el terreno del jazz. Con influencias tropicales, africanas y americanas cruzándose sobre sus propias raíces inglesas, han irrumpido en la escena al borde de la vanguardia, pero no vemos al Mercury premiando a una banda de jazz. El mundo no está preparado.


8. Blossoms

Otros debutantes, estos siguiendo una línea sintética que asienta sus raíces en el movimiento new romantic y en la new wave tardochentera. Con vocación de estadios y facilonas canciones de pop, son una banda con futuro, pero no es lo que deben vender las islas. Ya ni los Arctic Monkeys se parecen a los Arctic Monkeys, y el éxito de ese pop rock británico de mediados de los 2000 está viviendo su ocaso en la decadencia.


7. Glass Animals

La mejor propuesta pop de los Mercury. Pero, insisto, no es pop tradicional, pese a que Glass Animals crucen de forma excelente su gracia tropical con la brillantez pop y una colorida oniria psicodélica, lo que deben premiar este año. La pérfida Albión ha de apostar por la música urbana.


6. Stormzy

Gran disco se ha sacado el nuevo príncipe del grime para debutar en largo y confirmar las buenas señales que se vislumbraban a través de sus sencillos y vídeos de YouTube. Pero el año pasado el Mercury lo ganó Skepta y, si Stormzy es el príncipe, el autor de Konnichiwa sigue siendo el rey, el padrino.


5. J Hus

Mejor que Stormzy, más ácido, más auténtico y más underground. A veces frívolo pero siempre ambicioso, J Hus destaca por la universalidad de su hip hop, por no encerrarse en el ghetto y situarse en el ciclón cultural que es el epicentro de una de las ciudades más globales del mundo: Londres.


4. Loyle Carner

Loyle Carner no es un rapero al uso; tiene cadencia de artista de pop y gusto por lo acústico, pero sobre todo exuda en algunos momentos una especial y cándida sensibilidad. En su imaginario está también el rock, y su flow se acerca más al de los clásicos en un momento en que el r&b y el trap parecen la única opción. Una de las más inspiradas revisiones de la old school.


3. Kate Tempest

Nos dejó boquiabiertos en la Sala Apolo durante las jornadas inaugurales del Primavera Sound con un recital en el que daba rienda suelta y en estricto orden lineal al disco que ahora aparece enlistado para optar al Mercury Prize 2017: Let Them Eat Chaos. Otro nivel en cuanto a la dicción y el significado político de su lírica (es más poetisa o escritora que músico al uso), Kate desata la tormenta a base de rimas secantes y despieces ilustrados del capitalismo en su estado más brutal, dándonos de bruces contra el aislamiento, la frustración de la identidad y los deseos y la falsa interdependencia. Pese a su universalidad, quizá demasiado minoritario, temporal e impresionista como para materializarse en un Mercury.


2. The xx

De largo The xx han hecho el mejor disco de los que están nominados a estos premios Mercury 2017. Pero ya lo ganaron con su debut, un disco inspirador y generacional, y pese a que ahora brillen hasta el deslumbre celebrando su propia unidad en un nuevo discurso pop que resonará para siempre en la historia de la música, es el tiempo de dejar paso a las nuevas generaciones…


1. Sampha

Reúne todas las características que, a mi parecer, debería premiar en 2017 el Mercury Prize. Process es un debut, es un gran disco (un disco enorme) de música urbana y refleja como ningún otro el vanguardismo pop de la escena underground británica. En él están retratadas las nuevas direcciones del r&b, el ideario de soul electrónico heredado de James Blake, el pulso del uk garage, una rítmica febril y una tormenta cibernética. En él está inscrito el futuro del pop inglés.

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →