El NOS Alive se hace cada vez más grande

Tanto que empezamos a pensar que el recinto se desborda


La estrategia de marketing que lleva acompañando al NOS desde prácticamente sus inicios experimentó un salto de nivel coincidiendo con el cambio de nombre (de Optimus Alive a NOS Alive), asociado a la fusión de Optimus con ZON que resultaría en la corporación de medios y telecomunciaciones NOS. Siempre se ha mirado con ambición al público extranjero, especialmente inglés, y aunque en España (que estamos tan cerca) no hay mucha difusión, es evidente que el cartel se prepara mirando fundamentalmente a Europa y ofreciendo la alternativa del sol y la playa frente al resto de festivales que se multiplican en el ecuador de la temporada estival.

Es este público el que beneficia con mayor peso a la ciudad de Lisboa durante los días del festival porque se lo toman como algo más vacacional, por temas de alojamiento, etc; además, la organización tiene desde hace años un acuerdo con el Lisboa Camping para servir como zona de acampada oficial, con lanzaderas gratuitas de ida y vuelta al festival, que resulta al final uno de los grandes atractivos y puntos a favor (tiene bastantes; ya conocéis nuestra opinión).

En este sentido, resulta revelador observar la cada vez mayor presencia de la marca NOS Alive en Inglaterra. Desde los carteles en el metro de Londres que aparecían hace unas semanas hasta la multiplicación evidente de noticias en NME, que ha llegado a un acuerdo de colaboración con el festival para la difusión de la marca. O el hecho de echar el resto con The xx como cabezas de cartel.

Con las nuevas adiciones, que han ido soltando en un goteo más o menos más activo durante las últimas semanas, apuntalan ya un cartel enormemente ambicioso que nos deja con la duda de la organización y capacidad del recinto. Es uno de los pocos festivales de gran formato que solo tiene dos escenarios efectivos (hay una carpa de electrónica que no tiene suficiente entidad, pequeños escenarios para bandas portuguesas y cómicos y multitud de actividades interactivas), y se echa de menos el típico sistema de alteridad de escenarios principales y apoyo de un satélite.

Para que os hagáis una idea, este año tocarán en el Heineken Stage, el escenario carpa, Ryan Adams, Savages, Warpaint, Cage The Elephant o (sobre todo) Fleet Foxes. Es cierto que encierra una magia especial ver a este tipo de bandas en una pequeña carpa, y que el sonido si consigues entrar bajo el techo es apabullante, pero recordando conciertos de años anteriores como el de Grimes, no puedo dejar de pensar en el overbooking, con un escenario desbordado y un sonido deficiente alejado de la sombra de la carpa.

Con todo, supongo que es una cuestión de exclusividad, y que en el fondo resulta excitante la idea de ver a Jenny Beth sumergirse en ‘Husbands’ entre el público en ese reducido escenario o a Fleet Foxes en un contexto casi de sala.

[arve url=”https://www.youtube.com/watch?v=6nT3xD95uRI” align=”center” maxwidth=”1200″/]

Y lo evidente es que el cartel, a falta de al menos un grupo grande para tocar en el NOS Stage el sábado 8 (y algunas bandas más), se está haciendo cada vez más grande y compite en Europa con la primera línea festivalera (que tiene precios, por otra parte, sensiblemente superiores, normalmente el doble de caros, por no hablar de la ciudad). Todo lo anterior, sumado al encanto urbano y bohemio de Lisboa, parecen razones suficientes.

En el cartel, de momento, bandas gigantes y para todos los gustos: The xx, The Weeknd, Phoenix, alt-J, Ryan Adams, Bonobo (live), Glass Animals, Rhye, Blossoms, Foo Fighters, The Kills, The Cult, Courteeners, Local Natives, Warpaint, Savages, Parov Stelar, Wild Beasts, Depeche Mode, Imagine Dragons, Kodaline, Fleet Foxes, Spoon, Cage The Elephant, Peaches, Benjamin Booker o Floating Points. Espectacular.

Los abonos de tres días ya se han agotado, al igual que las entradas para el sábado 8 de julio. Las entradas para el jueves 6 y para el viernes 7 de julio siguen disponibles a través del enlace.


Revisita nuestra crónica del pasado NOS Alive:

NOS Alive 2016: La pórfida noche de Arcade Fire

Puntuación de los lectores
[Total:1    Promedio:1/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →