Superparkers: “Los cabeza de cartel son los mismos desde hace 20 años por lo menos”

La banda barcelonesa vuelve a la escena con un segundo trabajo lleno de energía y ganas de luchar


Desde Barcelona y con una declaración de intenciones acompañada de un T-Rex. Esa es una posible (y bándala) síntesis de la situación actual de la banda Superparkers.

Con un disco a sus espaldas, Charlie (2014), la participación en concursos para bandas como el SubeRock de ese mismo año y un cambio de batería en 2015, este trío afincado en Barcelona vuelve con un segundo trabajo cuyo título ya refleja su necesidad de volver a saltar sobre los escenarios y hacerlos temblar, literalmente.

Titulado Time For Fight! (2017), este disco muestra toda esa ira y energía contenida tras la publicación de su primer LP y el hiato de la banda. Temas potentes cuyas letras terminan repitiéndose en tu cabeza y nos permiten previsualizar cómo puede ser un directo suyo: un gran sustitutivo al gimnasio y abono a la afonía la mañana siguiente.

AVISAMOS: Vas a leer una de las entrevistas más bándalas que hemos tenido la oportunidad de hacer.

Si Superparkers tuviese que definirse con tres palabras, ¿cuáles serían?

SOMOS-LA-POLLA

¿Cómo surgió el hecho de montar la banda? ¿Cuáles fueron las mayores dificultades que encontrasteis?

Kristian y Edu eran compañeros de universidad. Edu daba conciertos como “cantautor” y a Kristian le dio por decir que aquellas canciones eran buenas y que merecían algo más. Nunca tuvimos el típico problema de no encontrar batería. Por algún motivo la gente aceptaba rápido. Lo más duro fueron sin duda las operaciones de cirugía estética y de reducción de estómago, pero a Robert, nuestro primer batería, le quedó muy bien la vaginoplastia.

En 2014 publicasteis Charlie, vuestro primer LP. Tres años después de su lanzamiento, ¿cómo valoráis ese primer trabajo? ¿Qué creéis que os faltó para obtener mayor repercusión?

Nos gusta mucho Charlie (2014) y a la gente también (a los pocos que pudieron escucharlo en España). Por cierto, ‘Friends’ sigue funcionando muy bien en Holanda. Cada vez que nos encontramos a alguien de allí por Barcelona le cantamos la canción a pelo e inmediatamente nos reconoce y flipa de que seamos nosotros. Nos faltó pagar una promo o directamente pagarle a una discográfica para que lo sacase que es como funciona hoy día. No fue por falta de ganas sino de presupuesto. Solo queríamos tocar y pasarlo bien y al final no tocamos un pimiento.

Este 2017 publicáis vuestro segundo LP “Time For Fight!”, ¿qué ha cambiado desde entonces?

Tenemos un batería nuevo, Felipe, que es una jodida máquina. Debería vivir solo de tocar la batería, pero no puede ser, así que toca con nosotros. Más o menos todos tenemos un trabajo con el que poder invertir en el grupo, cosa que antes no pasaba. La gente se gasta su dinero en lo que le gusta y a nosotros nos gustan las guitarras y los instrumentos y hacer música, así que invertimos en ello. Puro ocio. Pero también nos gusta cambiar y ser mejores porque, si no, no tiene gracia así que nos hemos puestos más retos. Tanto Edu desde el punto de vista compositivo como todos juntos a la hora de tocar y producir. Es un disco más fuerte y más difícil.

¿Cómo se elaboró y se grabó?

Pues como siempre. Grabamos en directo las canciones (8 horas en la Atlántida Estudios, muy loco) y luego añadimos producción encima. Esto lo último lo hicimos con un poco más de calma en unos dos meses, aunque el disco se quedó guardado en un cajón año y medio porque no sentíamos que era su momento. No había llegado la hora de luchar para que se entendiese. Siempre hemos pensado que grabar en directo es como se tiene que hacer. Así las canciones reflejan bien a la banda y conservan el sentimiento del momento. Eso de ir a grabar y hacerlo por pistas de uno en uno es una patraña moderna que se está cargando la música.

¿Qué expectativas tenéis puestas en él?

Ninguna. Solo esperamos poder tocar y divertirnos. Con Charlie (2014) ya aprendimos. Si viene algo más grande, pues mejor, pero casi que nos da igual. 

¿Creéis que la situación musical actual, especialmente en España, es diferente y se están dando mayores facilidades para el descubrimiento de nuevas bandas?

Depende del punto de vista. Si lo miras así por encima parece que solo hay bandas nuevas y un montón de conciertos. Si apartas un poco la maleza verás que a los conciertos de nuevas bandas no va casi nadie y que los cabeza de cartel son los mismos desde hace 20 años por lo menos. El público prefiere a los antiguos de toda la vida antes que escuchar algo nuevo en el 90% de los casos. Puede ser debido a cómo ha evolucionado la industria. Antes se buscaban bandas con buenas canciones y con pinta de poder seguir haciéndolas durante mucho tiempo. Ahora lo único que le importa a las discográficas es ver cuántos cuantos fans tienes en Facebook. Primero hazte muchos fans, de la forma que sea, para que ellos vean que pueden rentabilizar el producto de forma inmediata. Luego ya veremos cómo es la música. No te van a pagar ellos la promo para hacerte los fans a pesar de tus buenas canciones. Tenemos amigos con temazos que no se comen un colín. Así que los que salen a flote normalmente son grupos cuyos miembros tienen dinero para pagar una promo. Con lo cual no hay nada de angustia vital ni hambre de hacer buenas canciones a ver si me sacan de ser peón o camarero que tengo la espalda rota. Pero el público está acostumbrado a que si un grupo sale en muchos sitios será porque es bueno. Cuando lo único que hacen es pagar… y se lo tragan. Funciona. Claro está, hay bandas muy buenas por ahí que realmente son geniales, pero aparta la maleza para encontrarlas si puedes.

¿Qué papel pensáis que tienen las salas y los festivales en todo ello?

A las salas, mientras pagues el alquiler se la pela. Si luego no viene nadie ya es tu problema. Los concursos de los festivales sí que son graciosos. “Votad y hacednos publicidad gratis”. Es lo único que les interesa. Se cuentan los que tiene jurado con los dedos de una mano. Luego gana la banda que tenga más amigos, más habilidades informáticas o los componentes más aburridos del mundo para poder estar todo el día entrando y votando. Nosotros mismos fuimos a un par de finales de concursos.

Aunque ya resulte un clásico que se pregunte a una banda por el motivo del título del nuevo disco y su portada, en este caso es obligatorio hacerlo. ¿Cómo surgió esa portada?

La portada es obra de Kristian, el bajista. Es una pasada, lo sabemos (risas). La idea fue de la novia de uno de los miembros del grupo, pero la obra es suya y es un portadón. ¡Nos encanta la serie-b!

Ahora que va a llegar el verano y tendremos más tiempo de escuchar música, ¿qué discos nacionales nos recomendáis publicados este 2017? ¿E internacionales?

Nacionales:

  • Mexico & Amigos – Julio Iglesias: ¡Imprescindible Don Julio!
  • Karaoke – Russian Red: Las mejores canciones que esta señorita ha escrito en su vida
  • Canciones escritas por una máquina – Dino Ratso: Es de 2016 pero os lo coméis

Internacionales:

  • Flying Microtonal banana – King Gizzard & The lizard Wizard: No lo hemos escuchado pero queda cool ponerlo…

Para terminar, ¿qué planes de futuro tiene la banda? ¿dónde os podremos ver tocar en directo?

Tenemos pensado, si todo va bien, montar una tienda de melocotones al ladito del McDonalds de la Diagonal de Barcelona. Pero antes de eso nos podréis disfrutar el próximo 10 de junio en La Violeta de Gracia donde tocaremos en directo por primera vez nuestro nuevo disco Time for fight! (2017)… ¡y tendremos sexo entre nosotros si llenamos la sala! (Entradas disponibles aquí)

 

Puntuación de los lectores
[Total:2    Promedio:5/5]

About Pablo Lafarga Ostáriz

No vivo de la música, vivo gracias a ella.

View all posts by Pablo Lafarga Ostáriz →