Crítica: El despertar de Alison Wonderland

alison wonderland awake critica

Alison Wonderland se confirma en Awake como una de las banderas principales de la nueva ola de EDM


Llevo una semana escuchando el nuevo álbum de Alison Wonderland, destripando los temas por pistas y todavía sigo descubriendo armonías y nuevas sonoridades. Hace un año hablamos de ella como un valor al alza y no nos equivocamos: Alison ha “despertado” para poner patas arriba el mundo de la música electrónica.

Buena cuenta de ello la dan tanto este álbum, Awake, que ya es número uno en la lista Billboard de música electrónica, como sus últimas actuaciones. La que hizo el pasado 13 de abril en Coachella, de hecho, ha sido catalogada de histórica por la prensa mundial, y en ella no solo se pudo ver a Alison detrás de los platos, también cantando o tocando su cello para la canción ‘Good Enough’.

Para poner en situación a quien todavía no la conozca, Alison viene del mundo clásico, y tras estudiar cello en Australia y Europa se dio cuenta de que no quería hacer eso para siempre. En una entrevista que concedió antes de su actuación en el Coachella dijo: “si no te apasionas al máximo con lo que haces no vas a dar el cien por cien”. Por eso se decidió a dar el salto a la música electrónica y ahora que ha encontrado su sitio, el cello vuelve a cobrar protagonismo. Tal vez haya puristas del mundo clásico que estén un poco escocidos… pero la realidad es que la simbiosis que hace de su instrumento con la EDM es realmente buena.

Awake es un disco que fluye entre el trap, el dubstep, el future bass o el pop electrónico, en el que nos enseña lo más fresco de estos géneros, contando con varias colaboraciones como el rapero Trippie Redd para la canción ‘High’, en donde podemos apreciar la mezcla de estilos de estos dos artistas (el colorista Trippie Redd también acaba de colaborar en el EP California de Diplo o en el último disco de Lil Yachty).

En Awake también participan Buddy y Chief Keef para las canciones ‘Cry’ y ‘Dreamy Dragon’, respectivamente. Otra colaboración más que interesante es la que hace con Slumberjack para ‘Sometimes Love’. Los drops que Alison suelta en los temas son letales y ya muy reconocibles de ella, ahí están ‘Okay’ o ‘Happy Place’, uno de los principales temas del disco y primer sencillo de este. Otro de los temas bandera es ‘Church’, que se presentó como segundo single, con videoclip dirigido por el iraní Bo Mirhosseni. En él Alison nos habla de las relaciones tóxicas y aparece rodeada de un coro de niños dentro de una iglesia en uno de los temas con más presencia vocal.

Pese a la fuerza y la energía que Wonderland transmite, Awake se presenta más intimista y personal, un total de 14 canciones que se complementa muy bien con lo publicado anteriormente. En cuanto a sus conciertos, Alison se encuentra inmersa de lleno en su gira mundial. El verano pasado tuvo que cancelar su concierto en Barcelona, así que esperamos que este sea el año en que podamos verla por la península.


7,5 / 10


Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]