Crónica: Resurrection Fest 2018 – Simbiosis perfecta

cronica resurrection fest 2018

La nueva generación de cabezas de cartel del Resu podrá venir con pirotecnia, pero no incendia más que un festival que ya arde poderosamente año tras año y que sigue dando pasos hacia delante y mostrando, cada edición y si es que se puede, signos de mejora


“Ya no hablo de cosas más graves, sino de esas pequeñas cosas o incidentes que se pueden producir cuando se junta tanta gente, como un contenedor roto, una papelera… nada. Todo ha transcurrido con total normalidad”. Son la palabras de la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, mientras hacía balance del festival. 82.000 asistentes en un villa de 15.000 habitantes durante más de 4 días y ni un solo incidente. No nos cansamos de decir que el Resurrection Fest no son solo sus 100 bandas: es mejor la simbiosis perfecta entre una excelente organización, la hospitalidad de la gente de la localidad y la educación y ganas de disfrutar de los asistentes al festival. Todo esto que genera un ambiente realmente especial.

Con una antesala como esta os podéis imaginar que hemos vuelto a disfrutar al máximo del festival, aunque los que llevemos asistiendo bastantes años al festival nos quedemos la espina de no poder contar con cabezas de cartel más del corte del “Resu”, entendiendo siempre que son muchos los factores que se conjugan para que no todos los años pueda ser así.

Esta circunstancia nos hizo disfrutar quizá de un festival más relacionado con sus orígenes, centrándonos en las bandas de hardcore y metalcore que completaban el cartel de los demás escenarios.

De todas formas, con los cabezas de cartel de este año, entre los que se encontraban Kiss, Scorpions o Ghost, el festival consiguió el objetivo de seguir llenando el recinto principal, cuyo escenario volvía a ser el más grande de España y a la vez mantuvo el listón de los últimos años.

Miércoles

cronica resurrection fest 2018

El miércoles con la Warm-Up party pudimos disfrutar de una de las modificaciones del festival, ya que esta fiesta se celebró en el Ritual Stage ubicado este año dentro del recinto principal. Allí pudimos disfrutar de varios conciertos muy enfocados a la fusión del rap con el metal como Riot Propaganda, Ministry o Powerflo, la megabanda formada por Sen Dog (unos de los líderes de Cypress Hill) y el guitarrista de Biohazard, Billy Graziadei.

Valoramos de forma muy positiva el cambio de ubicación ya que el año pasado la carpa donde se hacían los conciertos se vio completamente desbordada de gente llegando hasta la entrada del recinto.

Jueves

cronica resurrection fest 2018

El jueves se presentó con una tarde de conciertos más que interesantes, sobre todo dentro del Chaos Stage enfocado a grupos hardcore. Llevábamos las expectativas muy altas para ver a Get The Shop y la verdad es que quedamos muy satisfechos, por algo está banda de Quebec ya se considera una de las más influyentes dentro de este género. Los que ya no tienen que demostrar nada son Stick to Your Guns que una vez más hicieron un concierto brillante en el que pudimos corear todas sus canciones más emblemáticas.

Durante esta crónica voy a hacer dos paradas para mencionar dos conciertos que para mí han estado por encima del resto, la primera es para mencionar el concierto de Crystal Lake; los llevábamos marcados como prioritarios, pero superaron todas las expectativas, espectacular el concierto de estos japoneses que nos han dejado con unas ganas terribles de volverlos a ver. Lleno absoluto en su escenario y público entregado por completo.

Stone Sour, la banda encabezada por Corey Taylor, fue uno de los cabezas de cartel de este día, e intentaron calmar las ganas que tiene el público de ver por fin a Slipknot sobre el escenario. Por supuesto son dos bandas muy diferentes que poco o más bien nada tienen que ver, pero nos valió para afirmar que Corey tiene una voz exquisita ya que con Stone Sour cubre con gran maestría registros vocales muy diferentes a los que ataca al frente de la banda de Iowa.

Ghost, por su parte, terminaron de llenar el Main Stage. La peculiar banda de Suecia se presentó con una estética diferente a la que tiene acostumbrados a sus seguidores, una nueva encarnación del Papa Emeritus, y aunque no es una banda de mi devoción reconozco que ejecutaron un buen concierto y que dejaron bastante satisfechos a sus hordas de seguidores.

Viernes

cronica resurrection fest 2018

El viernes fue el día de bandas como Megadeth, que presentaban su último disco Dystopia, y aunque suelen ser una banda bastante parada sobre el escenario este año nos gustaron mucho más que su última actuación en 2014, seguramente muy en parte gracias a su nuevo guitarrista, Kike Loureiro, que puso la energía que le faltaba a esta banda. Durante el día hubo cambios de horarios debido a problemas técnicos que la organización resolvió sin problema anunciando los cambios con antelación por las redes sociales y durante el festival en las pantallas de los escenarios.

Uno de los conciertos que más disfrutamos fue el de Rise of the Northstar, asiduos al festival pero que este año por fin pudimos ver en el escenario principal. Su hardcore con temática japonesa volvió a conseguir que el público hiciera pogos masivos acompañados de varios wall of death.

Suffocation fue una auténtica apisonadora y demostraron porqué son una de las bandas más importantes dentro del death metal desde que se formaron haya por finales de los 80 en Nueva York.

Llegó la hora de Scorpions y el Main Stage se volvió a llenar; la banda alemana hizo un gran concierto descargando su rock duro entremezclado con sus baladas más míticas, y ¡sí! ‘Rock You Like a Hurricane’ sonó en Viveiro. Durante esta edición pudimos observar que los cabezas de cartel de este año atrajeron a un público más entrado en edad del cual esperamos pudieran disfrutar y ver la esencia de lo que es este festival.

Uno de los conciertos interesantes de esta jornada era el de God Is An Astronaut, que cerraban el cartel del viernes en el Desert Stage, recomendamos encarecidamente a este banda de post-rock para quien todavía no la haya escuchado. Uno de los motivos por lo que nos gusta el Resu es que te brinda la oportunidad de ver o descubrir bandas que de no ser por ellos no habría posibilidades o serían muy limitadas para verlos por España.

Sábado

cronica resurrection fest 2018

Llegábamos al último día del festival con muchas ganas ya que este día se presentaba muy interesante desde primera hora. Así a las 16:30 estábamos en el escenario principal para ver a Oceans Ate Alaska, los cuales no defraudaron nada con su metalcore traído desde Birmingham. Pena no haber podido disfrutar de ellos a una hora más entrada la tarde. Como este año la cosa iba muy hardcore nos dimos un atracón de pogos en el Chaos Stage viendo a Stay From The Path y nada más terminar fuimos corriendo al escenario principal mientras escuchábamos a Igorr desde el Ritual Stage… me quedé con las ganas de poder disfrutar más de su concierto pero la ocasión nos lo impedía.

Y aquí tengo que hacer el último alto en el camino. Llevo 15 años asistiendo a grandes festivales de todo tipo desde que en el 2003 en un tal Festimad de Móstoles empezara mi andadura personal. Pocos, muy pocos conciertos me han impresionado y he disfrutado tanto como el que dieron Prophets of Rage, y eso que en su día ya había visto a Rage Against The Machine. Pero la mezcla que hace esta banda sin Zack de La Rocha pero liderada por Chuck D de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill junto con Dj Lord es sencillamente impresionante. Disfrutamos de canciones de su álbum homónimo como ‘Unfuck The World’, también de clásicos de Cypress Hill como ‘Insane In The Brain’ o ‘How I Could Just Kill A Man’ y por supuesto de los éxitos más importante de los Rage con un Tom Morello en éxtasis que llego a su clímax máximo cuando para cerrar el concierto tocaron ‘Killing In The Name’ acompañados por un Frank Carter venido arriba que terminó lanzándose a un público enloquecido. ¡Espectacular!

Teníamos muchas ganas de disfrutar al máximo del siguiente bolo, pero nos pasamos la mitad del concierto de Thy Art is Murder cogiendo aire, aún así vimos un concierto lleno de energía y breakdowns más que contundentes de una de las bandas más reclamadas del deathcore.

Justo al terminar llegó Kiss y el Main Stage se llenó hasta arriba. Tal vez hagan uno de los shows más espectaculares, superados por pocas bandas y al estilo de AC/DC o Rammstein. Confeti por todos lados, fuegos artificiales, partes del escenario que suben y bajan, guitarristas en tirolina cruzando el recinto… todo un espectáculo acompañado de un gran sonido.

Terminamos el último día del festival cenando en el Circle Meal, en donde como de costumbre teníamos una gran variedad de food trucks con comidas de todo el mundo, mientras veíamos a Zebrahead, una de las novedades del festival, punk rock al más puro estilo norteamericano.

Por supuesto hubo más conciertos durante estos cuatro días que han quedado sin mencionar, como el concierto despedida de unos Dawn of the Maya que ya pertenecen a la familia resu o el contundente directo de Tremonti entre muchos otros. Lo que queremos transmitir es que el Resurrection Fest es un punto de encuentro con un ambiente increíble en un enclave único como es Viveiro, y que es un festival debería ser vivido por todo el mundo alguna vez.

Una pena que este año por motivos de derechos de imagen no hayamos podido fotografiar a la mayoría de los cabezas de cartel, esperamos que para el año este inconveniente se pueda solucionar ya que el espectáculo que dieron los cabezas de cartel es digno de plasmarlo en fotografías.

Un año más, esperamos ansiosos la próxima edición.

Puntuación de los lectores
[Total:7    Promedio:5/5]