La BSO de Jonny Greenwood para Phantom Thread, ya disponible

bso phantom thread jonny greenwood
La edición física saldrá en febrero, pero ya puedes escuchar la BSO de Phantom Thread vía streaming


Jonny Greenwood, el famoso multinstrumentista de Radiohead, es un cerebro musical incansable e inagotable. Como tal, se ha embarcado en varios proyectos en los que exploraba los límites de sus propias ideas y cánones musicales en terrenos siempre chocantes y exóticos, poniendo a prueba sus conceptos en el mar de otras músicas y otros sistemas.

Y en el cine, donde ha explorado siempre el impacto emocional de la música en relación con la imagen, ya tiene una larga trayectoria. Este mismo año, de hecho, ha estrenado la banda sonora de otra película, la interesante aunque algo pretenciosa You Were Never Really Here (protagonizada por Joaquin Phoenix), con un magnífico resultado.

Pero quizá esta que ahora podemos disfrutar en streaming, la que ha compuesto para la nueva película de Paul Thomas Anderson, sea la más emocionante, la más compleja. Y es que Greenwood se ha sumergido sónicamente en el glamour óxido y humeante de la Londres de los años 50.

Phantom Thread supone la quinta colaboración entre el director de cine y Jonny Greenwood después de Pozos de Ambición, The Maste, Puro Vicio y el estupendo documental Junun, que recogía el trabajo hecho por Greenwood y Nigel Godrich en la India en colaboración con The Rajasthan Express y el compositor israelí Shye Ben Tzur (pudimos verlo en directo en el pasado Primavera Sound). Y le ha valido al multinstrumentista de Radiohead su primera nominación en los Globos de Oro, que al final terminó llevándose el coloso Alexandre Desplat por The Shape of Water.

Phantom Thread se estrena el próximo 2 de febrero en España con el título El Hijo Invisibe.

Escucha la BSO de Phantom Thread a continuación:

Puntuación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]

About Diego Rubio Méndez

Soliloquísimo. Bowie se me apareció en sueños y no me dijo nada, pero supe que la música iba a ser el camino de mi vida.

View all posts by Diego Rubio Méndez →