‘Thought Contagion’: Veredicto de la redacción a lo nuevo de Muse

El nuevo single de Muse ya está aquí y este es nuestro veredicto bándalo


Tras prácticamente un año sin poder escuchar nuevo material de la banda liderada por Matt Bellamy, Muse, el pasado 15 de febrero publicaron la segunda canción desde aquel Drones de 2015, que no sabemos pero suponemos entrará en el tracklist de un nuevo disco del que aún prefieren no dar detalles.

Titulado ‘Thought Contagion’, va un poco más allá del continuismo de ‘Dig Down’ y abre una nueva dirección enfocada al retro synth para una banda cuyos primeros discos —especialmente Showbiz (1999) y Origin Of Simmetry (2001)— les llevaron a alcanzar la fama a nivel mundial a una velocidad exponencial.

Ahora que ya tenemos esta nueva canción entre nosotros, nos hemos puesto a hablar sobre ella. ¿El ocaso de Muse? ¿Hay que seguir concediendo el beneficio de la duda a Matt Bellamy? Te damos la bienvenida al debate de la redacción; a continuación podrás leer las opiniones de algunos de nuestros redactores:


“Que el retrosynth se ha puesto de moda ya no puede negarlo nadie. Qué lejos parece haber quedado Drive y qué lejos Kavinsky. En los siguientes años hemos asistido a una reivindicación importantísima de figuras del sonido ultrasintetizado y neón como John Carpenter o Giorgio Moroder, al éxito arrollador de la serie Stranger Things y su banda sonora, a la revitalización del terror retrofuturista. Ariel Pink dejó trazas de aquello en su último disco, en nuestro país pujan fuerte Playback Maracas y Harakiri Beach en brazos de ese sonido, y al Primavera Sound del año que viene llega con vitola uno de los básicos del retrowave en clave brutalista, Carpenter Brut, que sigue la estela que abrió con fiereza Perturbator.

Cómo no iba a vampirizarlo el Conde Drácula musical que es Matt Bellamy. Cada día más falto de ideas originales, se dedica a sumarse a las olas que le van encandilando (o que encandilan al conjunto del mercado) y poniendo a su base de fans en la difícil coyuntura de abandonar el barco o de sumarse con ellos a cada salto hacia el vacío. Tira además de nuevo de la estética vampírica y deja una frase empalagosa hasta morir como es “you’ve been bitten by a true believer” (¿una arcada? es normal; me hago cargo), así que sigo firme en mi idea loca: sí, Matt Bellamy es un vampiro, pero antes al menos presumía de esa sombría aura de intangibilidad, de la nobleza del conde, de una clase diferente. Cada vez parece más un mosquito chupasangre.

¿Los mismos riffs de siempre? ¿Los mismos coros de siempre? ¿La misma épica de baratillo de siempre? ¿La identidad? ¿El control de masas? ¿Revolución? Así ya no hay quien se lo crea. ‘Thought Contagion’ es Matt Bellamy conduciendo el Delorean de Muse al epicentro de la vulgaridad, completamente a la deriva. Con ‘Dig Down’ cinceló la “R.” en la lápida que debería enterrarlos para siempre. Ya ha puesto la “I.” Y a este ritmo su nuevo disco podría llamarse perfectamente “P.”. Descansa en… ¿paz?”.

Diego Rubio

       “El single tiene todos los ingredientes Muse: bajo trotón y contundente, guitarras sintetizadas, octavadores, gorgoritos estilo Matt Bellamy… pero la receta no se lleva a cabo en el orden correcto. Además lo aliñan con esos coros épicos que me recuerdan a bandas como los estadounidenses Imagine Dragons y que coronan el desastre. Un tema mediocre de una banda que lleva años cayendo en picado con sus últimos lanzamientos.

Algo que duele considerando que soy un fan declarado del grupo. Pero tengo que admitirlo, prefiero infinitamente antes la fórmula de hace 17 años que los catapultó a la fama. ¡Ese inmenso Origin Of Symmetry…! Ojalá regresen las musas, pero las buenas“.

Miguel Valiña

        “Las guitarras continúan llorando en el nuevo single de Muse. Sigo sin entender la huida que hace años Bellamy hizo de sus verdaderas facultades musicales tanto a las seis cuerdas como al piano. Y es que este nuevo tema destaca más por la producción que por la composición, quedando a medio camino entre lo alternativo y lo comercial.

Hace tiempo que Muse también perdió su identidad visual y este nuevo single viene acompañado de una estética ochentera tan de moda últimamente que, junto con la coreografía a lo ‘Thriller’, no da muestra de esa originalidad de la que tanto podía presumir la banda. En resumen, un trabajo muy por debajo de lo que llevó a esta banda inglesa a lo más alto”.

Aser Rodríguez

       “¿Por dónde se empieza cuando tienes que escribir sobre Muse? Y especialmente sobre un adelanto. La realidad es que Matt Bellamy y los suyos son uno de esos grupos que nunca van a ser comprendidos, siempre vamos a esperar algo que nunca vamos a poder recibir. Para nosotros siempre habrán cambiado demasiado, o demasiado poco.

‘Thought Contagion’ llega casi un año después de ‘Dig Down’, un tema que hay que reconocer que nos dejó bastante fríos por su carácter predecible y su línea continuista. Un hecho que, lógicamente, hizo que las expectativas sobre las nuevas piezas de Muse se derrumbasen.

Si bien es cierto que sigue sin desvincularse demasiado de la línea de Drones (2015) y que incorpora ese cierto recuerdo a The 2nd Law (2012), tiene algo. Algo que crece y crece a cada escucha. ¿Es uno de los temas íntimos de Muse en sus comienzos? No ¿Es una de aquellas canciones que despiertan la intensidad que tanto les caracterizaba en trabajos como Absolution (2003)? Tampoco. ¿Es acaso una obra épica de la talla de ‘Exogenesis’? Menos aún.

Pero hay que afrontarlo pese lo que pese: Matt Bellamy y los suyos ya no son los chicos que eran en otras épocas. Ahora son hombres que llevan una vida y tienen unas preocupaciones muy distintas que la que les inspiraban hace diez y quince años.

Este es un tema original y oscuro, repleto de sintetizadores y con coros épicos, que te hace bailar y dejarte el cuello desde las primeras notas del genuino bajo de Chris hasta el vibrante y estático estribillo que te mantiene, inevitablemente, en tensión hasta su caída. Aunque también he de reconocer que su producción se me hace un poco excesiva y no precisamente por la abundancia de arreglos.

Te gustará más o menos, pero Matt Bellamy sigue siendo de los pocos artistas —que no es lo mismo que músico— que no se conforma con ofrecer simple música clasificada y catalogada en Spotify, sino que tanto la canción como el videoclip y la propia portada son uno. Logra aunar todas las disciplinas artísticas con un fin claro: su obra.

Con esto —y aceptando que no habrá más temas como ‘Showbiz’, ‘New Born’ o ‘Invincible’— solo queda esperar el resto de temas que compondrán el nuevo trabajo de esta gran banda. Perdón por no saber sintetizar mi opinión y, por supuesto, larga vida a Muse”.

Pablo Lafarga 

Puntuación de los lectores
[Total:1    Promedio:5/5]